| 9/3/2007 12:00:00 AM

Japón y Chile firman acuerdo de libre comercio

El pacto entre Abe y Bachelet rubricado en una ceremonia en Tokio, es el primero entre Japón, la segunda economía más grande del mundo después de Estados Unidos, y un país de América del Sur.

Tokio.- Japón y Chile firmaron un tratado de libre comercio que convertirá a la nación latinoamericana en el principal socio comercial de Japón en América del Sur, dijo el lunes el primer ministro Shinzo Abe, al celebrar el acuerdo con la presidenta chilena Michelle Bachelet.

Gracias a ese acuerdo, dijo Abe en palabras dirigidas a Bachelet, Chile podría convertirse en el principal socio comercial de Japón en el continente sudamericano.

Por su parte Bachelet expresó sus esperanzas de que las relaciones entre Chile y Japón se profundicen y se hagan más sólidas. "Espero que Chile se convierta en puerta de entrada de Japón a América del Sur", expresó la presidenta chilena.

El convenio obliga a Chile a abolir tarifas de automóviles, maquinarias y productos electrónicos procedentes de Japón. A cambio, Tokio piensa abolir, pero de manera gradual, tarifas al salmón, la trucha y el vino procedentes de Chile. Las tarifas de un 90% de los productos incluidos en el tratado bilateral serán eliminadas progresivamente en un lapso de 10 años.

En el 2006, Japón exportó productos a Chile por 1.150 millones de dólares, según la cancillería nipona. En ese mismo año, las exportaciones de Chile a Japón fueron de 6.590 millones de dólares.

Japón ya ha llegado a convenios similares con México, Malasia, Singapur, Tailandia y Filipinas.

Chile ha firmado tratados de libre comercio con más de 40 países. Eso incluye a Estados Unidos y a las naciones integrantes de la Unión Europea.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?