| 2/24/2012 7:29:00 PM

Italia revisará las exenciones tributarias a la Iglesia Católica

El primer ministro italiano, Mario Monti, anunció hoy que ha propuesto al Parlamento modificar la norma sobre la exención del impuesto de bienes inmuebles a la Iglesia Católica para que esta se mantenga tan solo para aquellos edificios que no están destinados a actividades comerciales.

Roma - La propuesta, informó hoy el Gobierno en un comunicado, ha sido presentada en forma de enmienda al decreto ley aprobado por el Ejecutivo sobre liberalizaciones en diferentes sectores de la economía italiana, que en los próximos días llegará al pleno del Senado para su debate,

De ser aprobada esta iniciativa, supondría la abrogación de las normas que actualmente prevén la exención del impuesto para aquellos inmuebles en los que la actividad comercial no es exclusiva.

Un ejemplo de este tipo de inmuebles son los hoteles nacidos en estructuras propiedad de la Iglesia, que si tenían una capilla quedaban exentos del pago del impuesto por ser considerados un inmueble de actividad mixta y no exclusivamente comercial.

Con la introducción de esta enmienda, este tipo de inmuebles pasarían a pagar el impuesto, pero solo sobre la superficie destinada a la zona comercial.

El anuncio de Monti sobre esta propuesta fue difundido en el curso de una reunión del Consejo de Ministros, en el que el Ejecutivo italiano discute nuevas medidas para aliviar la presión fiscal en Italia y en la que se baraja la posibilidad de utilizar para este fin los nuevos ingresos obtenidos por el Estado.

Monti ya había indicado el pasado 15 de febrero su intención de presentar la enmienda con el objetivo de "clarificar de manera definitiva la exención del impuesto a las entidades no comerciales", entre ellas la Iglesia.

El impuesto sobre los bienes inmuebles fue abolido en Italia para la primera vivienda en 2008 por el anterior primer ministro, Silvio Berlusconi, sin embargo, el pasado mes de noviembre Monti decidió reintroducirlo, como parte de un paquete de medidas destinadas a sanear las cuentas públicas italianas, aunque dejó exentos a los inmuebles de la Iglesia.

Esa exclusión levantó una oleada de críticas, especialmente del Partido Radical, que exige que la Iglesia italiana pague "como todos".

Italia no dispone de un censo completo de las propiedades de la Iglesia y, según algunos medios de comunicación, entre el 20 y el 30 por ciento de todo el patrimonio inmobiliario italiano está en sus manos, repartido entre iglesias, edificios eclesiásticos, escuelas, universidades, hospitales, ambulatorios, centros deportivos e incluso hoteles y centros de recreo.

Según el periodista del semanario "L'Espresso" Stefano Livadiotti, la Iglesia italiana se ahorra todos los años, como mínimo, 700 millones de euros al no tener que pagar el impuesto.

El diario "Avvenire", de los obispos, rebajó drásticamente esta cifra al publicar a comienzos de este año que la exención supone "menos" de 100 millones de euros.

Además de la Iglesia Católica, en Italia tampoco pagan este impuesto de bienes inmuebles, entre otros, las otras confesiones religiosas, las embajadas, los organismos internacionales y las organizaciones no gubernamentales.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?