| 5/22/2006 12:00:00 AM

Italia: Escándalo del fútbol provoca repercusiones económicas

Las autoridades de la Bolsa milanesa han suspendido las transacciones con acciones de la Juventus, que han perdido el 30% de su valor.

Juventus, una de las potencias del fútbol italiano, está sufriendo una paliza en la Bolsa tras las denuncias de que sus directivos trataron de influir en la designación de árbitros de partidos, además de cometer otros delitos en un gran escándalo que remeció al balompié peninsular.

Las autoridades de la Bolsa milanesa han suspendido las transacciones con acciones de la Juventus, que han perdido el 30% de su valor: malas noticias tanto para la familia Agnelli de la FIAT, que posee un paquete mayoritario, como para miles de pequeños accionistas que intentan limitar sus pérdidas.

 

Pero la repercusión económica potencial es tan amplia como la economía misma del fútbol, ya que se extiende a los jugosos derechos de televisión, acuerdos publicitarios y hasta proyectos de turismo y construcción.

 

Como resultado del escándalo, la Juventus de Turín, el club más popular y ganador de Italia, enfrenta la amenaza de descender a la segunda división por primera vez en 99 años de historia. En ese caso, peligran millones de euros en derechos publicitarios y televisivos.

 

A medida que las denuncias se extienden a otros clubes de la Serie A como Lazio, Milan y Fiorentina, los observadores dicen que el impacto económico será incalculable si los aficionados pierden la fe en el deporte más vinculado con la identidad nacional italiana.

 

"Si el escándalo provoca desilusión en el público, no hay manera de calcular los daños", dijo Stefano Salvatori, profesor de comercio en la Universidad Bocconi.

Ferruccio De Bortoli, director del influyente periódico financiero Il Sole 24 Ore, exhortó a las autoridades a suspender las transacciones bursátiles con títulos de los clubes de fútbol esta semana y sostuvo que el escándalo ilustra la incompatibilidad entre los mercados financieros y el deporte.

 

Además de la Juventus, los clubes romanos Roma y Lazio también cotizan en Milán.

"El impacto internacional es devastador, los escándalos financieros (anteriores) son poca cosa en comparación con este", dijo De Bortoli a La Gazzetta dello Sport esta semana. "Porque aquí, más que nada, se ha abusado de la confianza popular".

 

Salvatori dijo que las acciones de los clubes de fútbol, incluso en los mejores tiempos, tienden a perder valor debido al alto costo de los jugadores estelares. Son muchos los clubes que cotizan en Bolsa en Gran Bretaña; apenas uno en Alemania, el Borussia-Dortmund en la de Francfort, y Francia resiste las presiones de la Unión Europea para que permita que sus clubes de primera realicen ofertas públicas iniciales.  
Como demostración del débil vínculo con el mercado, Salvatori dijo que los compradores de acciones tienden a ser aficionados que lo hacen como muestra de apoyo al club, y "que están furiosos ahora".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?