| 10/8/2010 8:45:00 AM

Invierno puede afectar la prestación de los servicios de acueducto y alcantarillado

Ante el recrudecimiento del invierno que genera el fenómeno de La Niña, la Superintendencia de Servicios Públicos reiteró a todos los prestadores de los servicios públicos y alcaldes del país la urgencia de adelantar las acciones preventivas e implementar los respectivos planes de contingencia, con el objetivo de mantener la calidad y la continuidad en la prestación de los servicios de acueducto y alcantarillado.

Bogotá.- Entre las acciones de prevención que la Superservicios recomienda adoptar se encuentra la de implementar los planes de contingencia que la ley ordena para el mantenimiento del suministro de agua potable en caso de presentarse la suspensión de las operaciones en plantas de tratamiento por alta turbiedad de las fuentes abastecedoras y posibles colapsos estructurales en las captaciones y bocatomas. De igual manera deberán efectuarse mantenimientos preventivos constantes sobre todos los sistemas de alcantarillado para evitar su obstrucción y mitigar las inundaciones que esto genera.

De acuerdo con las estadísticas generadas por la Dirección de Prevención y Atención de Desastres – DPAD – del 30 de Septiembre de 2010, en lo corrido del año se han afectado alrededor de 433 municipios en 28 departamentos del país y el Distrito Capital. Con base en el seguimiento adelantado en el presente año y los estudios generados por la Superintendencia de Servicios Públicos, respecto al Fenómeno de la Niña y la presencia de incrementos en las precipitaciones, se identifican con mayor vulnerabilidad los Departamentos de Antioquia, Atlántico, Bolívar, Boyacá, Cesar, Choco, Córdoba, Cundinamarca, Guajira, Magdalena, Santander y Sucre.

Responsabilidad de todos

Conforme a la información generada por el IDEAM, donde se indica la presencia del Fenómeno de La Niña 2010 – 2011, el incremento de las lluvias en el país, en especial sobre las regiones Caribe y Andina, podría generar inundaciones lentas, crecientes súbitas de caudal en los ríos, deslizamientos, erosión y posibilidades de inestabilidad sobre la infraestructura de abastecimiento de agua potable en el país.

Frente a estos pronósticos la Superintendencia alerta sobre la necesidad de identificar posibles zonas de inundación y deslizamiento para mantener activos planes de emergencia, de manera especial en aquellas localidades donde operan sistemas de alcantarillado que efectúan, sobre la misma tubería, la recolección de aguas lluvia y residuales.

Es de gran importancia la recolección de escombros y basuras sobre canales, cauces y humedales para evitar taponamientos o inundaciones que pongan en peligro a las comunidades.

La participación activa de los usuarios al abstenerse de arrojar basuras a las calles, las cuales terminan taponando las alcantarillas, es fundamental para enfrentar con éxito el invierno que vive el país y contribuir a evitar los problemas de inundación que estas acciones pueden generar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?