| 6/23/2008 12:00:00 AM

Investigarán a ex ministro Sabas Pretelt por escándalo en reelección de Uribe

Bogotá.- La Fiscalía ordenó el lunes investigar a un ex ministro del Interior, actual embajador colombiano en Italia, en relación a un escándalo por supuestas ofertas de favores políticos en 2004 a una congresista para que votara a favor de una reforma constitucional que permitió la reelección del presidente Alvaro Uribe.

La decisión fue tomada por el vicefiscal general Guillermo Mendoza, indicó a la AP una fuente de la Fiscalía, quien declinó ser identificada por carecer de autoridad para hablar sobre el tema.

La apertura de investigación es para interrogar a Sabas Pretelt, ex ministro del Interior y actual embajador de Colombia en Roma, bajo el presunto delito de "cohecho", según la ley aquí cuando un funcionario público ofrece o da prebendas a otros funcionario cambio de algo, agregó la fuente asegurando desconocer los elementos exactos que llevaron a Mendoza a tomar su decisión.

Por las leyes colombianas, Pretelt podrá ahora presentar sus alegatos y más tarde, tras escuchar a todas las partes, la Fiscalía decidirá si le formula cargos o no, en un proceso que puede demorar varias semanas e incluso meses.

La decisión de la Fiscalía es el más reciente giro de un escándalo surgido a comienzos de año cuando la ahora ex congresista Yidis Medina denunció en entrevistas periodísticas que en 2004 altos funcionarios como Pretelt, entonces ministro del Interior, le ofrecieron cargos públicos regionales para sus aliados, si a cambio votaba a favor del proyecto de reforma constitucional.

Medina, quien públicamente había manifestado estar contra la reelección, votó a favor de la reforma, en una sesión clave que permitió el avance del proyecto en el congreso. La ex legisladora, quien está detenida en una cárcel femenina de Bogotá desde fines de abril y es enjuiciada por cohecho, dijo que sólo denunció hasta ahora el caso porque el gobierno incumplió la supuestas ofertas.

Se espera que en breve la Corte Suprema, quien juzga a la ex congresista porque los delitos habrían sido cometidos cuando Medina estaba en funciones y por tanto amparada por un fuero especial, emita su fallo. El cohecho es un delito castigado aquí con un mínimo de tres años de prisión. Pretelt, tanto como el presidente Alvaro Uribe y otros funcionarios, han admitido haberse reunido con Medina, pero rechazan haberle hecho ofertas o promesas de cargos públicos.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?