| 9/13/2007 12:00:00 AM

Investigan a subsidiaria de América Móvil en Ecuador

Se indagarán pagos y declaraciones del impuesto al valor agregado, impuesto a los consumos especiales, impuesto a la renta y retenciones en el periodo que va del 2003 al 2006, señaló.

Quito_ El Servicio de Rentas Internas de Ecuador abrió 10 expedientes de investigación por supuestos delitos tributarios contra la compañía de celulares Porta, subsidiaria de la empresa mexicana América Móvil, propiedad del magnate Carlos Slim.

"Queremos inversión extranjera y todo lo que sea posible para el desarrollo del país, pero no queremos inversionistas evasores", dijo el jueves el director de la entidad de control tributario Carlos Marx Carrasco.

En el canal de televisión Ecuavisa detalló que se abrieron 10 expedientes por supuesta evasión tributaria y retención de impuestos.

Se indagarán pagos y declaraciones del impuesto al valor agregado, impuesto a los consumos especiales, impuesto a la renta y retenciones en el periodo que va del 2003 al 2006, señaló.

El presidente Rafael Correa había advertido el fin de semana a Porta y Movistar del grupo español Telefónica, cuyos contratos se vencen en el 2008, que se renegociarán sus concesiones y que si no les gusta las nuevas reglas pueden dejar el negocio.

Correa cuestionó las declaraciones de pago de impuestos de Conecel, cuyo nombre comercial es Porta.

Para Carrasco el "comportamiento tributario" establecería "mayor o menor puntaje" en la renovación de la concesión de la compañía.

América Móvil es la principal compañía de celulares en Latinoamérica, que recientemente anunció un incremento de sus ganancias netas en un 30,6% durante el segundo trimestre del 2007, gracias al aumento en el número de clientes.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?