| 8/30/2010 8:15:00 AM

Investigación interna de BP culpa a propios ingenieros

Una investigación interna de BP sobre el derrame de petróleo en el Golfo de México atribuyó parte de la culpa a errores de sus ingenieros al terminar el pozo petrolero de aguas profundas, reportó Bloomberg, citando a una persona familiarizada con el informe.

La investigación también culpó a los ingenieros de BP por interpretación errónea de los datos que indicaban que una explosión era inminente, dijo la agencia de noticias.

BP no pudo ser contactada por Reuters a fin de obtener comentarios.

Los gerentes de BP en la plataforma de Deepwater Horizon, de propiedad de Transocean Ltd, interpretaron erróneamente el 20 de abril una prueba sobre la estabilidad del pozo de Macondo, dijo Bloomberg.

Los gerentes decidieron que los resultados de la prueba confirmaban que el pozo estaba en buen estado, dando vía libre para que los trabajadores de la plataforma comenzaran a sustituir el fluido de perforación en el pozo, que es más pesado que el petróleo y el gas natural, con el agua del mar.

El agua del mar era demasiado liviana para impedir que el gas natural que había comenzado a fugarse dentro del pozo se disparara por la cañería de la plataforma, donde explotó y mató a 11 trabajadores, dijo la agencia.

Casi cinco millones de barriles de petróleo fueron lanzados al Golfo, contaminando los pantanos, los lugares de pesca y las playas desde Luisiana hasta Florida Panhandle.

No ha habido ninguna filtración en el Golfo desde el 15 de julio, cuando BP selló pozo con una cúpula provisoria.

BP tiene la intención de anunciar los resultados de su investigación interna dentro de los próximos 10 días, según la agencia.

Scott Dean, un portavoz estadounidense de BP, se negó a hacer comentarios a Bloomberg sobre el contenido del informe interno.

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?