| 8/21/2008 12:00:00 AM

Invertirán $15.000 millones en programas virtuales de educación superior

La Ministra de Educación, Cecilia María Vélez, anunció que se busca pasar de 41 programas de educación superior virtual, con los que cuenta el país actualmente, a 100 en el año 2010.

Bogotá.- El Gobierno Nacional invertirá recursos por 15 mil millones de pesos en el año 2009, para fomentar la creación y transformación de los programas virtuales de educación superior.

El anuncio lo hizo la Ministra de Educación, Cecilia María Vélez, durante el Tercer Seminario Internacional de Calidad en la Educación a Distancia Virtual, que concluyó el pasado 20 de agosto en Bogotá.

“Actualmente Colombia cuenta con 25 instituciones con planes estratégicos virtuales, y con 41 programas de educación superior completamente virtuales. La meta para el 2010 es tener, por lo menos, 100 programas que sean ciento por ciento virtuales”, dijo.

La educación virtual desarrollará programas de educación técnica y tecnológica, ya que, a través de los mismos, se está llevando educación pertinente con las necesidades de los sectores productivos de las regiones del país.

“Con la educación virtual se tiene la posibilidad de llegar a cualquier parte. Solamente es necesaria una conexión a la red”, explicó la Ministra Vélez.

Este tipo de educación servirá para mejorar la cobertura, y también ayudará en calidad y pertinencia.

“Necesitamos que todas las instituciones educativas tengan un plan de introducción de las Tecnologías de la Información y Comunicación, pero no solo cuando tengan problemas virtuales, sino también para apoyar todos sus procesos”, afirmó.

Hizo un llamado a las instituciones para que transformen su entorno y para que sean las encargadas de llevar la vanguardia en cuanto al uso de la tecnología y su aplicación en los procesos administrativos y académicos.

 

SP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?