| 9/4/2006 12:00:00 AM

Inversiones chilenas en Colombia alcanzaron US$121 millones en primer trimestre de 2006

Durante el primer trimestre de 2006 Colombia recibió US$121 millones en inversión extranjera proveniente de Chile, cifra que equivale al 23% del total de las inversiones australes en el mundo, y que ubican a Colombia como el segundo destino receptor de capitales de este país, después de Perú.

Bogotá.- Así lo indicó un informe elaborado por Inteligencia de Mercados de Proexport con base en cifras suministradas por la Cámara de Comercio de Santiago de Chile, que indica que el sector comercio colombiano fue uno de los principales receptores de inversión chilena, entre enero y marzo de 2006.

Para Luis Guillermo Plata, Presidente de Proexport, Chile es uno de los países latinoamericanos que más interés ha mostrado en Colombia en los últimos meses, lo cual se ha manifestado en el dinamismo de la inversión proveniente de esta nación.

“Diferentes medios de comunicación de ese país han calificado a Colombia como la niña bonita de los empresarios chilenos y, adicionalmente, las cifras muestran que somos el cuarto destino de la inversión de Chile acumulada, entre 1990 y el primer trimestre de 2006, con US$1.580 millones ” indicó Plata.

Según Proexport, a futuro, se espera un repunte en la inversión chilena en Colombia. Durante el primer semestre del año se concretaron inversiones por US$3,7 millones por parte de Ripley, monto al que debe añadirse el interés por parte de empresas como Cencosud, LarrainVial, el grupo financiero Altas Cumbres, Rosen, Quintec, Laboratorios Andrómaco, Entel y Farmacias Ahumada, que se suman a Falabella y Sodimac, ya instaladas en Colombia.

Para la Entidad, entre los factores que impulsan el interés por parte de los inversionistas chilenos, figuran los múltiples polos de desarrollo de Colombia y el tener una economía en crecimiento, entre otras razones.
 
En cuanto al primer aspecto, la inversión acumulada en el sector comercio, indica que el empresario austral busca explotar el potencial de los principales centros de desarrollo regional que ofrece el país, ya que a diferencia de otras naciones de la región, las oportunidades comerciales no solo se concentran en la capital, sino también en otras ciudades.

Para el caso minero, por ejemplo, Antofagasta Minerals está explotando los yacimientos de cobre y oro en el sur de Colombia, con inversiones estimadas de US$1,3 millones. El procesamiento del cobre para la generación de otros productos como tubos, cátodos, alambre y bloques de cobre, contribuye a suplir la demanda interna por estos insumos, que actualmente está siendo cubierta parcialmente por productos importados.

“Sumado a este aspecto, los últimos avances en materia económica han permitido la recuperación y la consolidación del país como destino viable para la inversión. El año pasado la economía colombiana creció a una tasa de 5,13% y se espera que a futuro continúe esta tendencia de incremento. De hecho, en el primer trimestre de 2006 la economía colombiana creció en 5,23%, con relación al mismo periodo del año anterior” indicó el informe.

De acuerdo con Proexport, al examinar el comportamiento productivo de Chile, es posible establecer oportunidades comerciales para Colombia en sectores como agroindustria, el sector forestal y la piscicultura.

El país austral es pionero en Sur América en el tema forestal, mientras que Colombia tiene aún mucho camino por recorrer. En este aspecto, Chile puede aprovechar la plataforma exportadora colombiana, debido a la mayor cercanía con los grandes centros de consumo de productos derivados de la madera como Estados Unidos y Canadá. Además, el país cuenta con favorables condiciones ambientales para la industria, pues los árboles madereros crecen diez veces más rápido que en Chile.

En el tema agroindustrial, específicamente en frutas deshidratadas, existen facilidades de importación de frutas chilenas tales como manzanas, peras y uvas frescas, que, junto con otras frutas producidas localmente, pueden ser procesadas en Colombia y exportadas a Estados Unidos o destinadas al mercado nacional.

Para la piscicultura, Chile es la quinta potencia pesquera mundial según el volumen de capturas, y la segunda en producción de salmón y trucha cultivada, sólo después de Noruega y antes que Reino Unido.
 
Estas fortalezas pueden ser usadas en un ambiente natural como el colombiano, pues las aguas dulces y salobres del país poseen alrededor de 700 especies de peces, de las cuales existen algunas con alto valor potencial en mercados internacionales, entre las se encuentran el atún y el camarón en el Caribe; el dorado, el jurel, el calamar gigante y el pargo en el Océano Pacífico; y variedades de montaña como la trucha arco iris.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?