| 9/1/2009 12:00:00 AM

Inversión privada para explotación petrolera: Brasil

Para la explotación de las reservas de petróleo en aguas profundas brasileñas se requerirá de inversión privada pese a que el gobierno quiere reforzar el control estatal sobre el crudo. Además el bajo nivel de riesgo y la seguridad jurídica de Brasil hacen que la participación en las reservas brasileñas resulten atractivas.

BRASILIA — Las inversiones privadas serán indispensables para la explotación de las reservas de petróleo en aguas profundas pese a que el gobierno quiere reforzar el control estatal sobre el crudo, advirtió el martes una autoridad energética de Brasil.

Mauricio Tomalsquin, presidente de la Empresa de Pesquisa Energética (EPE), aseguró que el bajo nivel de riesgo y la seguridad jurídica de Brasil hacen que la participación en las reservas brasileñas, conocidas como "pre-sal" resulten atractivas para la industria petrolera mundial.

"Brasil va a necesitar inversión extranjera, no existe idea de invertir (en la extracción de crudo) sin capital de fuera", dijo Tomalsquin a corresponsales extranjeros en Brasilia.

El economista se refirió al tema un día después de que el gobierno sometió al Congreso las nuevas reglas para la explotación de las reservas encontradas en el litoral brasileño, que según Tomalsquin contienen al menos 50.000 millones de barriles de crudo, "de acuerdo con cálculos conservadores".

Las reglas establecen que la estatal Petrobras será la operadora de todos los bloques y tendrá una participación mínima de 30% en cada uno de ellos. El resto estará abierto a la participación de empresas privadas, y la propia Petrobras podrá participar en las licitaciones.

El anunció de las reglas y la primacía de Petrobras coincidió con una caída fuerte en el valor de las acciones de la empresa estatal con capital mixto.

Tomalsquin atribuyó la desvalorización de las acciones de Petrobras a la caída en el precio del petróleo, aunque analistas citados por medios brasileños indicaron que fue resultado de la tendencia estatizante de las reglas de explotación del pre-sal.

Según el presidente de la EPE, el pre-sal ofrece una seguridad de 87% de certeza para la exploración de petróleo, lo que ofrece un nivel de riesgo "bajísimo" para las empresas participantes.

La camada de crudo se encuentra a 7.000 metros bajo la superficie marítima, y tiene por encima una cubierta de rocas y sal corrosiva que deben ser perforados para extraer el petróleo.

Tomalsquin reconoció que tales condiciones implican dificultades de extracción que encarecen el proceso, pero aseguró que será rentable mientras el petróleo se mantenga con un precio mínimo de 35 dólares por barril.

"Se trata de petróleo de alta calidad, leve y con costos atractivos de extracción", aseguró el economista.

El gobierno brasileño envió el lunes cuatro proyectos de ley para la explotación del pre-sal, una de las cuales contempla la creación de un fondo para inversiones sociales con el ingreso petrolero y otro prevé la creación de una agencia estatal que deberá velar por los intereses del estado en las concesiones de explotación.

Otro proyecto establece la capitalización de Petrobras con el valor equivalente de 5.000 millones de barriles de crudo para financiar sus operaciones del pre-sal, y el otro define un sistema compartido de extracción que apunta a maximizar los ingresos del estado con la explotación petrolera.

Los proyectos fueron enviados con carácter de urgencia al Congreso, lo que irritó a sectores de la oposición, mientras Tomalsquin lo defendió como la única forma de asegurar que se puedan comenzar a licitar los bloques en el segundo semestre de 2010.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?