| 6/9/2009 12:00:00 AM

Inventarios de mayoristas caen 1,4% en abril en EE.UU.

Los mayoristas redujeron sus inventarios más de lo previsto en abril, a medida que los negocios intentaron alinear sus reservas con las ventas decrecientes.

WASHINGTON — Con todo, los analistas consideraron alentador que la caída de las ventas fue menor que el mes anterior.

El Departamento de Comercio divulgó el martes los resultados de los inventarios en negocios mayoristas cuya mercadería decreció 1,4% en abril, más del 1,1% previsto por los economistas. Es el octavo mes en que decrecen las existencias de mercadería en los negocios a gran escala.

El mayoreo cayó 0,4% en abril después de un descenso de 2,4% en marzo. Las ventas al por mayor han bajado en nueve de los 10 últimos meses.

David Wyss, principal economista de Standard & Poor's de Nueva York, dijo que percibe el menor descenso en las ventas como "una señal ligera" de que comienzan a estabilizarse.

Los consumidores estadounidenses, que contribuyeron en dos pasadas recesiones a rescatar la economía al aumentar el gasto, también serán clave en una futura recuperación ante la posibilidad de que las exportaciones continúen bajas a causa del debilitamiento de la economía en otros países.

La proporción de la mercadería existente con respecto a las ventas registradas fue de 1,31, lo que significa que podría tomar 1,31 meses para consumir las existencias acumuladas al ritmo de ventas de abril.

El Producto Bruto Interno (PIB) se redujo a un ritmo anual de 5,7% en el período entre enero y marzo, tras caer 6,1% en un último trimestre del año pasado, su peor descenso en más de medio siglo.

El descenso de 1,4% en la mercadería de los mayoristas siguió a la baja de 1,8% en marzo, una cifra modificada de un descenso inicial de 1,6%.

 

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?