| 8/10/2006 12:00:00 AM

Inmigrantes no dejan sin empleo a nativos

Según un estudio de Pew Hispanic Center, conocido hoy, otros factores inciden en la oferta laboral en Estados Unidos.

Washington
 
Los inmigrantes no están dejando sin empleo a los trabajadores estadounidenses, según un estudio difundido hoy.

El estudio de Pew Hispanic Center, una institución de análisis de la vida hispana en Estados Unidos, no toca sin embargo el aspecto de que si la presencia masiva de inmigrantes ha deprimido los jornales en los trabajadores nativos.

"El análisis de la relación entre crecimiento de la población extranjera y empleo para los estadounidenses muestra amplias variaciones", dijo Rakesh Kochhar, coautor del estudio y director asociado de Pew Hispanic Center. "No hay patrones homogéneos que mostrar en cuanto a que si los trabajadores nativos sufren o se benefician de ese crecimiento".

Kochhar dijo que otros factores, como el crecimiento económico, tienen un peso importante en la oferta laboral en Estados Unidos más que la propia influencia de los inmigrantes.

El informe fue difundido en momentos en que el Congreso, pese a estar en receso de verano, se encuentra realizando vistas legislativas en varias ciudades como parte del polémico debate sobre nuevas leyes de inmigración.

Durante el debate, grupos y expertos han dicho que los inmigrantes han desestabilizado el mercado laboral estadounidense y deprimido la paga.

Pero el centro, que analizó incrementos de los flujos migratorios de 1990 a 2000 y de 2000 a 2004 estableció resultados parecidos para ambos periodos.

Indicó que en el 2000 casi el 25% de los trabajadores nativos vivía en estados donde el rápido crecimiento en la población extranjera entre 1990 y 2000 estuvo asociado a acontecimientos favorables a los extranjeros.

Sin embargo, sólo el 15% de los trabajadores nativos residía en estados donde el rápido crecimiento en la población extranjera estuvo asociado con acontecimientos negativos para los nativos.

El remanente 60% de trabajadores nativos vivía en estados donde el crecimiento en la población extranjera era por debajo del promedio, pero esos trabajadores nativos no experimentaron subsecuentemente acontecimientos favorables en el empleo.

Los mismos resultados emergieron del análisis de datos del 2000 al 2004, dijo Pew Hispanic Center.

Según la Oficina de los Censos, Estados Unidos tenía 28 millones de inmigrantes --legales e ilegales-- mayores de 16 años en el año 2000, un incremento del 61% con relación a 1990. En el 2000 la cifra era ya de 32 millones y actualmente se cree que está en los 34 millones.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?