| 2/20/2008 12:00:00 AM

Inicios de construcción en viviendas de EEUU suben en enero

Washington.- Los permisos para construir nuevas viviendas en Estados Unidos disminuyeron un 3 por ciento en enero, como se esperaba, a la tasa más baja en más de 16 años, mientras que los inicios de edificación de casas subieron un 0,8 por ciento, también cerca de las proyecciones analistas.

Ambos datos, divulgados el miércoles por el Departamento de Comercio, mostraron señales de que los problemas del atribulado sector de la vivienda estadounidense están lejos de terminar.

Los permisos emitidos para construir casas bajaron a un ritmo anual de 1,048 millones de unidades, la cifra más débil desde las 984.000 unidades en noviembre de 1991. Los permisos son una señal sobre la confianza del constructor para edificaciones futuras.

Los inicios de construcción de nuevas viviendas subieron a un ritmo anual de 1,012 millones de unidades, pero la cifra fue apenas un repunte desde el ritmo revisado de diciembre de 1,004 millones de unidades, que fue el más bajo para esta categoría desde mayo de 1991.

Los inicios de viviendas multifamiliares subieron un 22,3 por ciento a 269.000.

Los inicios de construcción de viviendas cayeron un 2,9 por ciento en el sur de Estados Unidos y un 6,2 por ciento en el oeste, pero se incrementaron un 12 por ciento en la región central y un 18,9 por ciento en el nordeste del país.

Tras el dato, combinado con el índice de precios al consumidor que se difundió simultáneamente, los precios de los bonos del Tesoro bajaron, mientras que el dólar se fortaleció. Los futuros de acciones de Estados Unidos ampliaron sus pérdidas por el dato de inflación. (Reporte de Mark Felsenthal; Editado en español por Luis Azuaje)

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?