| 9/2/2005 12:00:00 AM

Inició cumbre ministerial iberoamericana sobre infraestructura

Representantes de 22 países abordarán a lo largo de tres días la situación de las infraestructuras en España, Portugal y Latinoamérica.

Arrancó la reunión de Ministros Iberoamericanos de Infraestructuras y Transportes hoy, jueves, en Málaga, España, con la presencia del Ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego. El evento es preparatorio de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Gobierno y Estado que se celebrará el próximo octubre en Salamanca.



La ministra de Fomento de España, Magdalena Álvarez, será la anfitriona de la reunión que rompe una larga pausa de este tipo de encuentros, cuyos antecedentes tuvieron lugar en Lisboa, en 1998, y La Habana, en 1999.



Representantes de 22 países abordarán a lo largo de tres días la situación de las infraestructuras en España, Portugal y Latinoamérica, así como el futuro de los servicios de transporte y las nuevas tecnologías aplicadas al sector.



Las sesiones de trabajo se dividirán en tres partes. La primera, presidida por las autoridades españolas, abordará la planificación y financiación de las infraestructuras y servicios de transporte.



La segunda, que presidirá Costa Rica, se ocupará del debate sobre las nuevas tecnologías y aportaciones de la innovación en el transporte como medio para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Y la tercera y última sesión, dirigida por Uruguay, analizará los retos del transporte en una economía globalizada.



Los países que asisten son Argentina, Colombia, Cuba, El Salvador, Guatemala, Perú, República Dominicana, Chile, Ecuador, México, Nicaragua, Paraguay, Bolivia, Brasil, Honduras, Panamá, Venezuela, Costa Rica, Uruguay, Portugal, Andorra y España.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?