| 7/3/2008 12:00:00 AM

Informe mixto sobre solicitudes crediticias a la Reserva Federal

Washington.- Las compañías que cotizan en Wall Street disminuyeron marcadamente sus solicitudes para el programa de préstamos de emergencia de la Reserva Federal, mientras que los bancos comerciales las incrementaron ligeramente la semana pasada.

El informe, difundido por la Fed el jueves, presentó señales mixtas sobre la situación crediticia.

Las compañías de inversión promediaron solicitudes de préstamos por 1.700 millones de dólares en la semana que concluyó el 2 de julio, comparados con los 6.100 millones de la semana anterior.

La disminución en la cantidad solicitada sugiere que las compañías de Wall Street sienten menos necesidad de recurrir a la Fed para obtener dinero en efectivo rápidamente, un signo alentador.

Las casas de inversión recibieron privilegios crediticios similares a aquellos de los bancos comerciales durante marzo, después de que Bear Stearns, el quinto banco de inversiones de Estados Unidos, quedó al límite de la bancarrota y aumentaron los temores de que otras compañías de Wall Street pudieran estar en peligro. El banco fue absorbido por JPMorgan.

Los bancos, por su parte, tuvieron un promedio de 14.900 millones de dólares en préstamos durante la semana, en comparación con los 14.700 millones de la semana anterior. El aumento indica que los bancos aún recurren a la Fed para auxiliarse en sus dificultades crediticias.

La identidad de los bancos comerciales y las compañías de inversión no fue revelada en el informe.

Durante marzo la Fed, en el uso más amplio de su poder de préstamo desde la década de 1930, luchó para evitar un desplome del mercado ofrecer a las empresas de inversión una fuente de préstamos de emergencia de la noche a la mañana.

El programa continuará por al menos seis meses. Los bancos comerciales y las compañías de inversión pagan ahora 2,25% de interés por los préstamos.

Los representantes demócratas y otros críticos argumentan que la relación financiera de la Fed en el trato de rescate del Bear Stearns_ así como su decisión de entregar préstamos de emergencia a las compañías de Wall Street_ son similares a un rescate de último minuto del gobierno y ponen en riesgo miles de millones de dólares de los contribuyentes.

Sin embargo el presidente de la Fed, Ben Bernanke, ha defendido las acciones y niega que los contribuyentes sufrirán pérdidas.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?