| 1/4/2012 10:00:00 AM

Inflación en la zona euro se desacelera en diciembre

La inflación de la zona euro se desaceleró en diciembre como se esperaba, según datos divulgados el miércoles, ratificando las expectativas del mercado de que las alzas de precios se frenarán en los primeros meses del 2012 y darán margen para que hayan más bajas de tasas de interés.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, estimó que los precios al consumidor en los 17 países que comparten el euro subieron un 2,8 por ciento interanual en diciembre, por debajo del 3,0 por ciento de noviembre, octubre y septiembre.

El Banco Central Europeo rebajó su principal tasa de interés a un mínimo histórico del 1 por ciento el 8 de diciembre para tratar de impulsar la economía mientras las presiones inflacionarias amainan.

Varios economistas dicen que la inflación llegó a un techo del 3 por ciento y debería caer por debajo del 2 por ciento -la meta de mediano plazo del BCE- cerca de abril, mientras la economía se encamina a una prolongada contracción.

"Pensamos que la inflación de la zona euro ya ha pasado su cima y es probable que caiga en los próximos meses a niveles claramente por debajo del 2 por ciento en el segundo semestre", dijo Nick Kounis, jefe de estudios macro de ABN Amro.

"La inflación de precios de materias primas probablemente decline tras las alzas del año pasado, mientras que la recesión podría acotar las presiones de precios subyacentes", agregó.

El Producto Interno Bruto de la zona euro creció solo un 0,2 por ciento en el tercer trimestre y los economistas estiman que en el cuarto trimestre se contrajo. También creen que caerá en los primeros tres meses del 2012, lo que enviaría al bloque de vuelta a la recesión tras dos años de recuperación de la peor crisis financiera global desde la década de 1930. Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?