| 12/16/2005 12:00:00 AM

Inflación del 4,85% cierra un buen año para el Gobierno

Es el registro más bajo en 50 años, informó en el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane).

La inflación en Colombia correspondiente a 2005 fue de 4,85%, la más baja en 50 años, informó en el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane). En 2004 la inflación había sido de 5,5%.

De acuerdo con el reporte del Dane, los grupos de alimentos con 6,56%, transporte y comunicaciones con 5,6%, educación con el 5,15% y salud con 5,11% fueron los que registraron incrementos superiores al promedio de 2005.

Los grupos que presentaron menor crecimiento fueron: vestuario con 0,59%, cultura, diversión y esparcimiento con el 2,53%, gastos varios con 2,96% y vivienda con el 4,12%.

En diciembre los precios apenas aumentaron 0,07% según la información del órgano estatal lo cual contribuyó a alcanzar la meta de inflación fijada por el Banco de la República y el gobierno en un rango entre 4,5 y 5,5%.

Para 2006 la meta de inflación fue fijada en 4,5%, aún lejos de la tasa históricamente baja del 2,03% lograda en 1955, pero mucho mejor que la máxima del 32,36% registrada en 1990 en una época de hiperinflación.

La reducción de la inflación se registra en un ambiente de optimismo por parte del Gobierno y los empresarios por el fuerte repunte de la economía en el tercer trimestre de 2005, cuando alcanzó el 5,7% del Producto Interno Bruto (PIB).

El promedio del PIB en el periodo enero-septiembre fue del 5,1%, rango en el cual se espera que terminen las mediciones en el año completo que sería el mejor en los últimos diez años y un crecimiento por encima del 4% que esperaba el Gobierno. Lo que las asociaciones de consumidores y sindicatos de trabajadores, esperan se refleje en la inversión social y la generación de empleos formales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?