| 5/16/2008 12:00:00 AM

Inflación, crecimiento A.Latina sorprende a economistas

El crecimiento económico de América Latina continúa siendo una sorpresa agradable este año, pero también la inflación ha retornado antes de lo que esperaba la mayoría de analistas, impulsada por un fuerte consumo nacional y los crecientes precios de las materias primas.

Pero la buena noticia es que el crecimiento económico también hace más fácil para los bancos centrales enfrentar la amenaza de inflación, aunque no todos los países latinoamericanos están dispuestos a adoptar políticas monetarias ortodoxas.

"La sorpresa en términos de crecimiento en los mercados emergentes este año es realmente América Latina," dijo Joyce Chang, jefa de estrategia de mercados emergentes de JPMorgan durante una reciente conferencia de prensa organizada por la firma administradora de activos Ashmore Investment Management Ltd en Nueva York.

Tradicionalmente, América Latina ha seguido a Estados Unidos en sus recesiones en el pasado, pero en esta ocasión, el Fondo Monetario Internacional estima que la región crecerá un 4,4 por ciento este año frente al pronóstico de crecimiento económico para Estados Unidos del 0,5 por ciento.

Eso sigue siendo un desempeño modesto, si se compara con el crecimiento esperado de más del 7,0 por ciento en los mercados emergentes de Asia y de casi un 6,0 por ciento en las economías emergentes de Europa, aunque lo bastante bueno para hacer de las acciones latinoamericanas las de mejor desempeño entre las tres regiones el año pasado.

Pese a los temores de que el crecimiento económico de América Latina pudiera verse comprometido si caen los precios de las materias primas, muchos economistas argumentan que la escasez de petróleo y de algunos metales colocará un piso bajo los precios de las exportaciones regionales como petróleo, cobre y semillas de soja, en particular.

"Yo doy mucho crédito a los precios de las materias primas por esa razón," dice el jefe de investigación de Ashmore, Jerome Booth, para quien el alza en los precios es más "estructural" que una burbuja.

Los precios de los alimentos, por otra parte, deberían bajar en el mediano plazo cuando los países incrementen la producción, eliminando la causa principal de la inflación en América Latina, agrega.

En el corto plazo, no obstante, la inflación se mantiene como el problema principal para la región, avanzando al 6,6 por ciento este año desde un 5,4 por ciento en el 2007, según el FMI.

Eso probablemente genere un ciclo de endurecimiento en la política monetaria, que ampliará el diferencial de tasas de interés entre los países desarrollados y en desarrollo, lo que generalmente aumenta el atractivo de las monedas latinoamericanas, dicen los analistas.

"Principalmente, lo que ahora enfrentamos como el gran tema es la inflación y cómo los Gobiernos manejan eso," dice Mike Conelius, gerente de cartera de T.Rowe Price en Baltimore.

"En relación con eso está la política, donde se ha deteriorado como en Venezuela, Argentina, Turquía, Indonesia y Vietnam," dijo.

CAMPOS OPUESTOS
La conmoción común causada por el avance de la inflación en toda América Latina está dividiendo a la región en dos campos.

El Campo A, que incluye a Brasil, Chile, Colombia, México y Perú enfrenta las alzas de precios bien sea manteniendo estables las tasas de interés o incrementándolas, mientras que el Campo B, que reúne a Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela, tiene a la ideología política interpuesta en el camino de respuestas de política monetaria ortodoxas.

"El riesgo es que, en algunos casos, no se adoptarán ajustes de 'primera línea' debido a los costos percibidos," dijo Merrill Lynch en una nota de investigación.

"Ya esto se está haciendo evidente en países con estructuras económicas menos flexibles (por ejemplo la dolarización de Ecuador) o que enfrentan situaciones políticas debilitadas (como Argentina)," dijo el banco, agregando, no obstante, que el 2008 aún debería ser "un año positivo para América Latina."


Lo que sí es cierto es que los inversores ya no pueden tratar a la región latinoamericana como grupo homogéneo si están en la búsqueda de alta rentabilidad.

Los mismos países del Campo A no son todos homogéneos. Aunque la mayoría se inclina a políticas fiscales más conservadoras, el gasto de Brasil continúa creciendo.

"Claramente, la política fiscal marcha en una dirección y la política monetaria en otra. Esto individualiza a Brasil dentro del Campo A," dijo Alexandre Schwartsman, jefe economista para Brasil de Banco Santander en Sao Paulo.

Pero el auge económico que ha ayudado a Brasil a obtener la calificación de grado de inversión en abril también ha retroalimentado a los mercados financieros en toda América Latina. De hecho, los retornos de las acciones en la región superaron a los de Asia y Europa en el 2007 y continúan haciéndolo este año.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?