| 9/2/2008 12:00:00 AM

Inflación china continuará moderándose en los próximos meses.

PEKIN  - La inflación minorista de China se desaceleraría aún más en los próximos meses de la mano de un baja en los precios del petróleo y los alimentos, según un informe de la Oficina Nacional de Estadísticas dado a conocer el martes.

El reporte, publicado en el boletín del ente de estadísticas, no dio un pronóstico detallado, pero dijo que una mayor oferta de alimentos frescos a nivel interno y una baja en el precio del petróleo a escala internacional ayudarían a controlar la inflación.

El índice de precios al consumidor se ha desacelerado durante los últimos tres meses a una tasa anual de 6,3 por ciento tras tocar un máximo de una década en febrero.

La meta de China para el 2008 es promediar un alza del 4,8 por ciento en los precios al consumidor, aunque varios funcionarios han admitido que ese objetivo sería difícil de alcanzar.

Mingchun Sun, economista de Lehman Brothers en Hong Kong, dijo en una nota a sus clientes que la inflación anual habría sido de un 5,2 por ciento en agosto por una estabilización en los precios de los alimentos.

Las alzas en los comestibles han sido uno de los principales culpables de la inflación en China y llevaron a que Pekín impusiera a principios de este año controles de precios sobre algunos productos básicos.

"Si se concreta, la fuerte caída (en el índice de precios) convertiría a septiembre en una buena oportunidad para remover las medidas de control de precios," dijo Sun en su reporte.

"Una mayor liberalización en los precios podría provocar un ligero repunte en la inflación de septiembre y octubre, pero es poco probable que exceda el 6,0 por ciento interanual en lo que queda del año," agregó.


(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?