| 7/29/2008 12:00:00 AM

Inflación alemana se mantiene en récord 15 años

Berlín.- La inflación de Alemania imprevistamente se mantuvo en su mayor nivel en casi 15 años en julio impulsada por una subida de los costos energéticos, apuntando hacia un nuevo récord para toda la zona euro y afianzando las preocupaciones sobre la debilidad del consumo.

El índice de precios al consumidor (IPC) a nivel nacional se mantuvo sin cambios en 3,3 por ciento, igualando el máximo desde diciembre de 1993, mostraron el martes los datos preliminares de la Oficina Federal de Estadística.

Los expertos habían previsto una tasa de inflación de 3,2 por ciento.

Los datos alemanes ofrecen algunos de los primeros indicios sobre la tendencias de los precios en la zona euro de 15 naciones, donde se prevé que la inflación se acelere a un nuevo récord de 4,1 por ciento en julio desde 4,0 por ciento en junio, según un sondeo de Reuters.

Rainer Guntermann, economista de Dresdner Kleinwort, dijo que las cifras alemanas eran consistentes con un ligero incremento de la inflación en el bloque monetario este mes. "La buena noticia, el declive de los precios del crudo, realmente no ha sido capturada en estos datos, llegó muy tarde," sostuvo.

"La inflación de la zona euro podría estar cerca de tocar su techo, pero el Banco Central Europeo aún no puede bajar la guardia," sostuvo, agregando que no está claro cuánto pasará hasta que la inflación se modere hacia la tasa objetivo del BCE, algo debajo del 2 por ciento. "Por eso pensamos que hay un riesgo de que pueda haber un incremento de tasas de interés más," dijo Guntermann.

El miembro del Consejo de Gobierno del BCE Klaus Liebscher dijo la semana pasada que el banco aún tiene margen de maniobra con las tasas de interés, y está lejos de bajar la guardia respecto de la evolución de la inflación.

El IPC alemán armonizado según las normas de la UE mostró que la inflación anual se mantuvo en el 3,4 por ciento, igualando el consenso de las proyecciones. Sin embargo, esta medida, así como el IPC común, subieron el 0,6 por ciento mensual, ambos una décima de punto más de lo proyectado. Las cifras de seis estados alemanes mostraron que los precios de la gasolina y el petróleo habían contribuido a alimentar la inflación en julio.

Los indicadores adelantados sugieren que la actividad económica de la mayor economía europea se modera tangiblemente tras un firme comienzo del año, lo que podría ayudar a enfriar la inflación.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?