| 5/23/2006 12:00:00 AM

Industria carbonífera semiparalizada por huelga

El sindicato está solicitando un alza del 20% en los salarios, mientras la Drummond ofrece un 7%.

La mina de carbón de la compañía estadounidense Drummond y el puerto de exportación en Ciénaga fueron paralizados el lunes por una huelga de 3.500 trabajadores que demandan mejoras salariales y sociales, informaron sindicatos del sector.
 
La mina, la segunda más grande de Colombia, produjo 22,8 millones de toneladas en 2005 y proyecta 28 millones de toneladas este año.
 
El presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores del sector Energético, Joaquín
 
Romero, dijo a la AP que presentaron un pliego de peticiones a la compañía que implica desembolsos 100 millones de dólares.
 
"Es una suma irrisoria frente a las enormes ganancias que ha obtenido la Drummond por el alza de los precios del carbón que hoy están a 65 dólares la tonelada", manifestó Romero.
 
Esta huelga se suma a la huelga emprendida la semana pasada por igual número de trabajadores de la mina de la Jagua de Ibirico, propiedad de la multinacional suiza Glencore, a 570 kilómetros al norte de Bogotá.
 
El sindicato está solicitando un alza del 20% en los salarios, mientras la Drummond ofrece un 7% pero existen otras demandas respecto las condiciones de trabajo e inversión para mejorar las condiciones de vida en la zona, explicó Romero.
 
"Estamos pidiendo mejoramiento de la situación de salubridad pues hay centenares de trabajadores incapacitados por afecciones respiratorias producida por el polvillo del carbón, espasmos musculares por el gran esfuerzo que exige la extracción del carbón y largas jornadas hasta de 12 horas diaria", manifestó Romero.
 
"Desde 1995 han muerto 11 trabajadores por las malas condiciones de trabajo", agregó.
El sindicato también pide extender los contratos laborales a unos 2.000 personas que trabajan en forma independiente para la Drummond. "A ellos se les paga apenas una cuarta parte del salario de los trabajadores regulares", manifestó Romero.
 
Las peticiones incluyen la creación de comedores para niños, ancianos y gente con discapacidades residentes de zonas aledañas que viven en extrema pobreza.
"Queremos que las enormes ganancias de la empresa sirvan en algo para el bienestar de la gente y más ahora que la Drummond ha obtenido concesiones del gobierno colombiano para explotar gas y petróleo", manifestó el dirigente sindical.
 
Las dos minas paralizadas producen cerca del 40% del carbón mineral que el país exporta. La industria carbonífera representa la segunda que más ingresos genera al país, después del petróleo.
 
FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?