| 8/1/2008 12:00:00 AM

Industria automotriz, en reversa franca

Las condiciones económicas mundiales les pasaron la cuenta de cobro a GM, BMW y a Nissan ¿Para dónde va la industria?

FRANCFORT/DETROIT - Las penurias de la industria mundial de autos cobraron el viernes nuevas víctimas, debido a que General Motors perdió 15.500 millones de dólares, mientras BMW emitió una advertencia de ganancias y Nissan Motor no pudo cumplir con las proyecciones de ganancias operativas.

Las pérdidas del segundo trimestre de GM, las terceras mayores de su historia, llegan debido a que las ventas en Norteamérica se desplomaron un 20 por ciento y la caída de los precios de sus vehículos deportivos utilitarios provocaron mayores cargos a su negocio de financiamiento automotriz.

La mayor automotriz de Estados Unidos quemó 3.600 millones de dólares en el trimestre al amortizar el valor de sus inventarios ante una caída de su mercado doméstico.

La alemana BMW, la mayor fabricante de autos de lujo del mundo dijo que no podrá cumplir sus estimaciones para el 2008 después de registrar un derrumbe del 44 por ciento en las ganancias antes de impuestos, de 602 millones de euros (937,3 millones de dólares), muy por debajo de las estimaciones promedio de un sondeo de Reuters, de 1.040 millones de euros

"Las condiciones del negocio para la industria automotriz se han deteriorado abruptamente otra vez en el segundo trimestre debido a que los nuevos aumentos en marcha del precio del petróleo y las materias primas, la debilidad del dólar estadounidense, el impacto de la crisis financiera internacional y la debilidad de la economía estadounidense," dijo BMW.

Nissan, la tercera mayor automotriz de Japón, controlada por Renault SA, presentó una caída en las ganancias operativas trimestrales mucho peor de lo esperado, del 46 por ciento, pero mantuvo sus proyecciones anuales, las cuales serían sus menores ganancias operativas en siete años.

La crisis de las viviendas presionó a las ventas de autos en Estados Unidos a registrar un mínimo de 15 años en junio, y minimizó el precio de los vehículos usados, y el contagio económico se está generalizando hacia otros mercado, lo que llevó a una caída de las ventas en Europa de cerca del 8 por ciento durante el mes pasado.

Ford informó una pérdida trimestral récord, e incluso el confiable Toyota han tenido que reducir sus metas. Renault ha retrocedido lentamente de sus proyecciones de ganancias para el 2009, Honda redujo que expectativas y Daimler abandonó completamente sus proyecciones.

Otro año difícil
BMW, que en general se esperaba que redujera sus metas para el 2008 después que la casa matriz de Mercedes-Benz, Daimler realizara una advertencia durante la semana pasada, también enfrió las expectativas de un rápido rebote para el año próximo.

"Suponemos que el 2009 será otro año difícil lleno de desafíos," dijo el presidente ejecutivo Norbert Reithofer, al reducir las expectativas por primera vez desde que encabeza la compañía.

Ahora, BMW espera que la creciente alza en el precio del acero, los metales y los plásticos afecten en unos 400 millones de euros en las ganancias.

La alemana dejó de lado los planes para construir el X7, que lo habría posicionado como el vehículo utilitario deportivo más grande de la marca, debido a que la demanda de autos de alto consumo de combustible se ha derrumbado gracias a los precios de la gasolina de 4 dólares por galón.

El presidente ejecutivo de Nissan, Carlos Ghosn, dijo la semana pasada que esperaba que los volúmenes del mercado estadounidense alcanzaran los 14,3 millones de unidades en el 2008, el nivel más bajo en más de una década en su mayor mercado.

Las ventas de vehículos de Nissan crecieron un 6,9 por ciento en el primer trimestre gracias a las fuertes ventas de la todo terreno Qashqai y el subcompacto Versa. Pero Nissan, como muchos de sus rivales, está siendo forzado a reducir su producción de camionetas ligeras en medio de una débil demanda.

Bajón de autos usados
BMW ahora prevé una ganancia antes de impuestos para el 2008 de al menos un 4 por ciento de las ventas, después de esperar que los márgenes mejoraran a más del 6,9 por ciento alcanzado el año pasado, y eliminó su meta de superar un nivel ajustado de 3.780 millones de euros en el 2008.

El derrumbe de los precios de los autos usados forzó a la empresa a más que duplicar las provisiones de riesgos a 695 millones de euros, debido los ingresos menores a los esperados por la venta de autos una vez vencidos los arrendamientos con derecho a compra.

BMW tiene arrendamientos con derecho a compra por 17.000 millones de euros en sus libros.

También redujo sus esfuerzos de ventas en Estados Unidos, llevando hasta 40.000 vehículos hacia mercados más lucrativos en el extranjero.

Lo que subrayó la severidad del mercado estadounidense fue que esta semana Nissan dijo que ofrecería retiros voluntarios en dos plantas de Tennessee con la esperanza de eliminar 1.200 trabajadores, cerca de un quinto de su nómina. Está operando bien por debajo de su capacidad en América del Norte debido al derrumbe de las ventas de camionetas y otros vehículos grandes.

Nissan también enfrenta las presiones por el valor de reventa de los autos usados grandes, y dijo que una de las principales rezones de la caída de sus ganancias fue una provisión contra ese riesgo de 42.000 millones de yenes (390,4 millones de dólares).

(1 dlr=0,6423 euros)

(1 dlr=107,58 yenes)

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?