| 3/5/2010 4:20:00 PM

Indra cierra 2009 con un beneficio neto de 196 millones de euros

El mercado internacional lidera el crecimiento de la compañía, con un aumento de las ventas del 11%, frente al 3% del nacional. Así mismo, El margen operativo se mantiene en el 11,4%.

A pesar de la debilidad del contexto macroeconómico y sectorial existente durante todo el ejercicio 2009, Indra ha sido capaz de cumplir los exigentes objetivos anunciados a principios del año pasado. La compañía cerró el ejercicio 2009 con un resultado neto atribuible de 196 M€, lo que supone un aumento del 7% respecto al mismo periodo del año anterior.

Las ventas han ascendido a 2.513 M€, un 6% más, alcanzando el objetivo de crecer entre el 5% y el 7%. El segmento de Servicios ha crecido un 9% y el de Soluciones lo ha hecho en un 4%. En la práctica totalidad de los mercados verticales, Indra ha tenido crecimientos positivos.

La contratación se ha incrementado hasta 2.697 M€, un 5% más que en 2008. La cartera de pedidos se ha situado en 2.579 M€, con un incremento del 6% respecto al ejercicio 2008.

El margen operativo sobre ventas ha sido del 11,4%, similar al del ejercicio precedente. Con ello se ha cumplido igualmente el objetivo de alcanzar un margen Ebit de entre el 11,3% y el 11,5%.

Durante 2009, Indra ha reforzado la solidez de su balance. La compañía ha mantenido una sólida posición financiera y ha cerrado el ejercicio con una deuda neta de 135 M€ (0,4 veces Ebitda y un 10% inferior a la de 2008), habiendo hecho efectivo durante el ejercicio 2009 un dividendo ordinario por importe de 99 M€.

El mercado internacional, motor del crecimiento

En 2009, el peso de la contratación internacional ascendió al 38% del total. Respecto a las ventas, el 64% procedieron del mercado español y el 36% del internacional. Como viene haciendo desde ejercicios anteriores, Indra ha continuado reforzando su posicionamiento competitivo en los mercados internacionales, que se ha traducido en un aumento de las ventas del 11%, frente al crecimiento del 3% en España. Por áreas geográficas, las ventas han crecido en Europa un 10%; en Latinoamérica, un 15%; y en el resto del mundo un 29%.

Objetivos 2010 y entorno general

El pasado 27 de enero la compañía publicó sus objetivos de crecimiento y rentabilidad para el ejercicio 2010, año en el que espera un entorno económico general y sectorial que seguirá dominado por una fuerte atonía y con similar presión competitiva, de forma particular en el mercado español, y especialmente en los segmentos de demanda más institucional.

Aun en este entorno, la fortaleza de la cartera de pedidos y las relevantes oportunidades comerciales generadas, principalmente en los mercados internacionales, permite a Indra confiar en que seguirá creciendo en este ejercicio, tanto en contratación como en ventas. El mercado internacional será, un año más, el motor básico de este crecimiento.

Obtener elevados niveles de rentabilidad sigue siendo objetivo esencial de la compañía, por lo que, como se ha venido haciendo en ejercicios anteriores, este año se seguirán aplicando las acciones necesarias para mantener una alta eficiencia operativa. Dada la evolución reciente y prevista en los distintos segmentos de actividad y mercados verticales y geográficos, la compañía prevé llevar a cabo en el ejercicio 2010 nuevas actuaciones que generarán unos costes adicionales no recurrentes del orden de 10-11 M€.

En el contexto referido, los objetivos establecidos por Indra para 2010 se concretan en:

Un crecimiento de las ventas entre el 2% y el 4%, con mayor tasa de crecimiento en los mercados internacionales y un comportamiento plano en el mercado nacional.

Un crecimiento de la contratación superior al 5%, que será, un año más, mayor que las ventas del ejercicio, generando así un aumento de la cartera de pedidos.

Mantener el margen Ebit(antes de los costes no recurrentes mencionados de 10-11 M€) en el entorno del 11,4%, similar nivel al alcanzado y mantenido en los dos últimos ejercicios.

Indra considera esencial preservar su sólida posición financiera y de balance para poder llevar a cabo actuaciones que refuercen su posición competitiva en los distintos mercados en los que opera y mantener al mismo tiempo unos niveles atractivos de retribución a sus accionistas. El Consejo prevé que la compañía seguirá aplicando en 2010 la política de dividendos de los últimos ejercicios (pay out entre el 50% y el 60%).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?