| 6/14/2012 5:00:00 PM

Indigenas hacen olimpiada verde en el marco de Rio+20

Los indios reunidos en Río de Janeiro con motivo de la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20 comenzaron hoy una "olimpiada verde" de juegos deportivos para llamar la atención sobre la necesidad de cuidar la naturaleza.

Río de Janeiro - Los juegos indígenas se iniciaron con un ritual cultural en el que desfilaron los principales pueblos nativos de Brasil, en semejanza a las ceremonias de apertura de los Juegos Olímpicos.

Los integrantes de cada pueblo, ataviados con sus vestimentas típicas, coronas de plumas y pinturas corporales bailaron y cantaron para presentarse al resto de tribus indígenas llegadas de medio mundo a Río.

La ceremonia fue celebrada al anochecer, en una pista de tierra instalada en la aldea Kari-oca, el pueblo que han montado los indios en las afueras de Río de Janeiro con motivo de la Río+20.

En el momento central de la celebración, un integrante de la tribu de los terenas deleitó al público al ser izado por sus compañeros mientras levantaba una bandera de Brasil.

Los indios guaraníes, de la zona de frontera con Paraguay, animaron la velada con un recital de un coro formado por niñas y jóvenes.

Los xavantes, indios procedentes de la Amazonía brasileña, hicieron una exhibición de uno de los deportes que se van a jugar estos días, una carrera realizada con troncos de 150 kilogramos al hombro.

En los próximos días también se realizarán pruebas de otros deportes tradicionales de los indios brasileños como tiro con arco, el juego de la soga o lanzamiento de lanza.

El fútbol es el único deporte incluido en el programa de los llamados "deportes verdes" que no tiene origen indígena.

Hasta el momento 440 indios han llegado a la aldea Kari-oca, en su mayoría brasileños, aunque también hay representantes de pueblos nativos de Canadá, México, Guatemala, Filipinas, Japón o Bangladesh.

La previsión de los organizadores era de recibir a cerca de 1.200 indios procedentes de otros países, pero algunos han enfrentado problemas de transporte.

Los indios bolivianos no han llegado a Brasil debido a que están concentrados en las protestas en contra de la construcción de una carretera en la reserva natural de Tipnis, según dijeron fuentes de la organización.

La aldea Kari-oca también fue seno hoy del comienzo de los debates y asambleas de los indios para definir un documento con demandas que será llevado a la ONU y los gobernantes reunidos en la Río+20.

Esta conferencia reunirá entre los días 20 y 22 a más de cien jefes de Estado y de Gobierno y a unos 50.000 delegados oficiales de todo el mundo para discutir sobre el desarrollo sostenible y la economía verde.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?