| 5/5/2006 12:00:00 AM

Inconsistencias en documento TLC incluye cifras acordadas

Ahora, resulta que la traducción de la versión en inglés muestra inconsistencias que no tienen que ver con expresiones, sino con números.

En la medida en que se revisan con mayor profundidad los textos definitivos del TLC firmado con EE.UU., mayor es la preocupación por las inconsistencias que tiene el mismo, en relación con lo negociado y especialmente por el hecho de que todas las equivocaciones están en contra de la posición colombiana.

Así lo advirtió ayer el ministro de Comercio, Jorge Humberto Botero, quien dijo que resulta muy extraño que si los textos siempre se negociaron en dos idiomas, ahora resulta que la traducción de la versión en inglés muestra tantas inconsistencias y que además no tienen que ver con expresiones, sino con números.

"Ningún cálculo de probabilidades da para pensar que haya tantas equivocaciones en el texto final y todas en contra de la posición colombiana", insistió Botero, a quien se le ha notado la desazón por el tema y especialmente por que esto significa un retrazo adicional para que el acuerdo entre en vigencia.

La delegación colombiana que viajará a Washington para tratar de solucionar este tropiezo ha dicho que acudirá a las más altas instancias del Departamento de Comercio de EE.UU., para que se respeten los términos originales del tratado. Con los textos actuales, importantes sectores de la agricultura nacional resultan gravemente perjudicados.

El Gobierno se ha mostrado confiado en que logrará restituir todos los puntos que no son congruentes en el texto final y que para los primeros meses de 2007 podrá entrar en vigencia el tratado, en los términos en que quedó acordado finalmente en las mesas de negociación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?