| 3/14/2008 12:00:00 AM

Incentivos tributarios para las empresas que inviertan en patrimonio cultural

Una de las fortalezas de la nueva Ley de Cultura, sancionada por el Presidente Álvaro Uribe, es el desarrollo de incentivos tributarios para las empresas que inviertan en la salvaguardia y el desarrollo de manifestaciones culturales, como carnavales y festivales. Estos estímulos también se darán a propietarios de inmuebles de interés cultural que ayuden a su conservación.

Bogotá.- Al presentar la nueva Ley 1185 de marzo de 2008, que fue sancionada por el Presidente Álvaro Uribe, la Ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno, destacó como una de sus fortalezas los estímulos tributarios para las empresas que inviertan en conservación y fortalecimiento del patrimonio cultural de la Nación.

La nueva Ley contempla la puesta en marcha de una deducción tributaria para las empresas que se vinculen a proyectos de salvaguardia de manifestaciones culturales, como festivales, carnavales y otras. Además prevé esta misma deducción para los propietarios de inmuebles de interés cultural que ayuden a su conservación.

“Toda la conservación del patrimonio, desde el punto de vista económico, ha sido uno de los grandes desafíos de la institucionalidad cultural. Primero, por la cantidad de recursos que esto demanda en el caso del patrimonio material. Y también por la consecución de recursos en el caso del inmaterial”, indicó la Ministra.

Y agregó: “Las deducciones tributarias buscan, primero, en gran medida reconocer las inversiones que los propietarios de los bienes de interés cultural hacen en estos

En el Teatro Colón de Bogotá fue presentada, en rueda de prensa, la Ley 1185 de 2008, que contempla una serie de temas estructurales orientados a la conservación, protección y fortalecimiento del patrimonio cultural de Colombia. La Ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno, lideró la exposición de los fundamentos de la nueva norma. Foto: Juan Felipe Barriga - SP -

bienes para conservarlos en el mejor estado. Segundo: atraer la inversión del sector privado, por ejemplo, en el caso de las manifestaciones culturales. En el caso, por ejemplo, de los festivales. En el caso de los programas específicos de lenguas, de patrimonio fílmico”.

La Ministra señaló que se trata de “abrir un espacio, que estamos trabajando desde hace algún tiempo en la reglamentación, para establecer un mecanismo muy claro que permita, con toda la rigurosidad, implementar estos incentivos, para atraer al sector privado para que invierta en estos procesos de conservación del patrimonio”.

Al considerar que la nueva Ley “se constituye en el cambio más importante que se ha dado en el manejo del patrimonio cultural en Colombia”, la Ministra de Cultura recordó que las deducciones tributarias se mencionaban en la Ley General de Cultura de 1997, pero era un tema que no se había desarrollado.

Según Gonzalo Castellanos, asesor del Ministerio de Cultura, el propósito es atraer la inversión privada al ámbito del patrimonio cultural, tal como se hizo con la Ley de Cine, que en tres años ha creado en Colombia una de las más promisorias industrias no tradicionales: el cine.

Otros temas
La nueva Ley 1185 empezó su trámite en el Congreso de la República desde julio de 2006 y fue aprobada durante las sesiones extraordinarias de febrero de 2008. Próximamente se entregará su reglamentación, donde se concretarán las fórmulas de los incentivos tributarios mencionados.

Pero esta nueva Ley no se circunscribe sólo al tema de los incentivos, sino que contempla una serie de temas estructurales orientados a la conservación, protección y fortalecimiento del patrimonio cultural de la Nación.

La Ley desarrolla –por ejemplo– las competencias del Ministerio de Cultura y de las entidades territoriales para la coordinación de las tareas de protección y conservación de bienes culturales. En adelante los planes de manejo de inmuebles declarados de interés cultural se integrarán a los planes de ordenamiento territorial de los municipios.

Con la creación del Sistema Nacional de Patrimonio Cultural también se da vida a los Consejos Departamentales y Distritales de Patrimonio Cultural, que serán coordinados por el Ministerio de Cultura.

“Gracias a esta ley se genera un esquema de articulación, coordinación y corresponsabilidad de las entidades territoriales, con lo que se eliminarán conocidas controversias y desarticulaciones entre la Nación y los departamentos, distritos, municipios, territorios indígenas y comunidades negras, en relación con el manejo y protección del patrimonio cultural, de los bienes de interés cultural y de las manifestaciones culturales incorporadas a la lista representativa de patrimonio cultural inmaterial”, aseguró Constanza Paucart, directora (e) de Patrimonio del Ministerio de Cultura.

 

 

SP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?