| 6/15/2012 10:50:00 AM

Inaugurado asentamiento para comunidad de Patilla en la Guajira

Este viernes, se llevó a cabo la ceremonia de inauguración del nuevo asentamiento de la comunidad de Patilla, ubicado entre los municipios de Barrancas y Fonseca, en La Guajira.

Luego de  seis años de proceso de reasentamiento colectivo, concretado entre la comunidad y El Cerrejon, se inauguró un nuevo asentamiento para una de las comunidad de la Guajira.

Cada etapa estuvo acompañada por los delegados de las secretarías de Gobierno y Planeación de la Alcaldía de Barrancas, y un representante de la Personería municipal.

Inicialmente se realizó un censo y levantamiento topográfico. Luego se establecieron acuerdos para la definición del predio del nuevo asentamiento y se realizaron talleres participativos para el diseño y la construcción de las viviendas, así como de las áreas comunes del poblado, entre ellas el colegio y el centro comunitario.

Posteriormente se definió un plan de proyectos productivos, se asignaron las tierras por familia para su ejecución y se puso en marcha un programa de desarrollo social, que a lo largo de los años ha fomentado el relacionamiento comunitario y el fortalecimiento del tejido social de Patilla.

Este reasentamiento se consolidó entre el 3 y el 11 de mayo pasados con el traslado colectivo de 45 familias, más de 170 personas entre adultos y niños. Esta fase contó con la participación de un equipo psicosocial aliado, conformado por el Hospital Nuestra Señora del Pilar y la Comisaría de Familia de Barrancas.

La nueva población cuenta con 45 viviendas, cada una de 85 mts cuadrados en un área de 300 mts cuadrados por predio. Cada casa consta de tres habitaciones, dos baños, sala, comedor, cocina y zona de labores. Adicionalmente disponen de terrazas de acceso y patios interiores. Cabe destacar que en el anterior sitio de vivienda el área promedio de las casas era de 34 mts cuadrados.

La infraestructura comunitaria está conformada por un centro comunal que cuenta con un salón multifuncional, baños y bodega; dos salones de atención para la primera infancia, uno para actividades pedagógicas y un área que servirá como comedor. También consta de un parque con juegos infantiles, una cancha polideportiva y una tarima para eventos. La sede educativa tiene cinco aulas para primaria y un salón para preescolar. Esta área social se complementa con dos consultorios médicos y una sala de espera.

El reasentamiento se adelantó bajo las políticas de la Vicepresidencia de Sostenibilidad y Asuntos Públicos, en cabeza de Julián B. González y la coordinación general de Victoria Vásquez, quien acompañó y orientó cada uno de los pasos desde el inicio hasta el traslado de la comunidad. Igualmente se destaca el liderazgo de Doris Carillo, presidenta de la Junta de Acción Comunal de Patilla.

La fase a seguir será la estabilización de la comunidad a través del apoyo psicosocial integral a las familias y la ejecución de los proyectos productivos, que previamente fueron identificados gracias a la asesoría de entidades externas, facilitadas por la compañía para la generación de ingresos sostenibles.

El reasentamiento de Patilla estuvo alineado con los estándares internacionales de la Corporación Financiera Internacional y fue posible gracias al interés de las partes que trabajaron por el mejoramiento de la calidad de vida y el fortalecimiento del capital social entre las familias reubicables.

Para Jaider Carrillo, joven miembro de la comunidad de Patilla, los beneficios del traslado a la nueva población son evidentes: “Me siento alegre, feliz de estar en el nuevo sitio, de que tengamos un parque, una plaza, un colegio. Cuando llegué a mi casa comencé a recorrer los cuartos para ver cuál era el mío y luego me fui para la calle a disfrutar el parque”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?