| 4/21/2007 12:00:00 AM

Impresión de fotos en artículos diversos rescata la industria

Kodak y la japonesa Fujifilm Holdings Corp. se dividieron durante años el mercado tradicional de impresiones fotográficas. Ahora presentan nuevas tecnologías y sociedades diseñadas para apuntalar las erosionadas utilidades de la venta de películas fotográficas, con la oferta de artículos personalizados mediante los establecimientos minoristas.

ROCHESTER, Nueva York, EEUU_ Cada vez más personas se visten con sus fotografías, o se las comen o las ostentan en calendarios, tarjetas de felicitación y vajillas.

En esta era de la tecnología digital, los objetos con fotos estampadas en su superficie representan un segmento exitoso y lucrativo del mercado de impresiones fotográficas. La tecnología, que asestó un duro golpe a la industria de impresiones sobre papel fotográfico, está rescatando ahora el laboratorio instalado en la farmacia de la esquina, sin olvidar las páginas de internet que ofrecen sus propios servicios.

Numerosas empresas en internet, encabezadas por Shutterfly, KodakGallery.com de Eastman Kodak y Snapfish.com de Hewlett Packard Co., ofrecen varias novedades con fotografías impresas, desde adornos de cristal hasta tarjetas postales personalizadas, llaveros, camisetas, bolsos, tazas, pasteles de cumpleaños, paletas y pequeños tapetes sobre los que se desliza el "ratón" de la computadora.

Kodak y la japonesa Fujifilm Holdings Corp. se dividieron durante años el mercado tradicional de impresiones fotográficas. Ahora presentan nuevas tecnologías y sociedades diseñadas para apuntalar las erosionadas utilidades de la venta de películas fotográficas, con la oferta de artículos personalizados mediante los establecimientos minoristas.

Las ventas en ese mercado de especialidades en Estados Unidos _sumando los establecimientos minoristas y las tiendas en internet_ subieron 50% a unos 694 millones de dólares en el 2006, respecto de 461 millones en el 2005. Podría llegar a 951 millones de dólares este año y a 1.200 millones en el 2008, de acuerdo con Photo Marketing Association International, una agrupación que celebró su convención anual en marzo, en Las Vegas.

"La industria fotográfica busca desesperadamente algunas formas de reemplazar el dinero perdido por los menores volúmenes de venta y los precios más bajos en las impresiones", dijo Alan Bullock, analista de InfoTrends Inc.

"Hay toda una gama de productos que generan márgenes de utilidad que jamás aportaron las impresiones de 4 por 6 pulgadas (10 por 15 centímetros). Cuando la gente ve uno de estos artículos exclama: '¡Oh, esto es fantástico!"'

La rápida transición a un mundo sin película fotográfica provocó el derrumbe en el número de imágenes impresas en papel fotográfico.

Las impresiones de imágenes digitales y en película, ordenadas a los establecimientos o páginas de internet, e incluso las hechas en casa, cayeron de 30.300 millones en el 2000 a 26.600 millones en el 2006, y podrían bajar a 22.500 millones para el 2009, según Dimitros Delis, director de investigación de la Asociación de Mercadeo Fotográfico, con sede en Jackson, Michigan.

Pero el surgimiento de otras alternativas, como reproducciones de imágenes en prendas de vestir, carteles, baldosas, muebles y lápidas, provocó un incremento de 11% en los ingresos totales, de 9.900 millones de dólares en el 2005 a 11.100 millones en el 2006, dijo Delis.

La cifra más reciente incluye 6.700 millones de dólares en ventas de cámaras digitales. Esos aparatos han llegado ya al 60% de los 110 millones de viviendas estadounidenses.

Los precios van de 13,99 dólares por una taza con una fotografía impresa hasta 34,99 por un oso de felpa que lleva una camiseta con una foto, y 49,99 a cambio de un collar de plata en el que va incluida la imagen de un ser querido.

Shutterfly, con sede en Redwood City, California, obtuvo 40 millones de dólares en el cuarto trimestre por concepto de venta de productos personalizados, como collares y bolsos. Es la mayor empresa del ramo en la internet con una participación del 25% del mercado, dijo Chris Chute, analista de IDC Corp.

Su artículo más popular durante la temporada navideña fue una tarjeta con un fotomontaje, que podía incluir hasta nueve imágenes distintas.

"Vendimos decenas y decenas de millones de esas tarjetas", dijo el director general Jeffrey Housenbold, quien dijo que los artículos aportaban márgenes de utilidad del 50%. "Regalamos la mayor parte de nuestros servicios y ganamos dinero cuando la gente decide imprimir. Hay una gran tendencia, según la cual la gente no quiere sólo tener la misma joyería o la misma tarjeta genérica".

"Simplemente hay limitaciones inherentes a lo que uno puede hacer en los establecimientos al menudeo", añadió Housenbold. "Uno no tiene las opciones creativas ni hay una experiencia de tanta calidad para usuario. Además, el consumidor no tiene siempre mucho tiempo disponible cuando está en una tienda".

Kodak, que tiene más de 75.000 kioscos fotográficos instalados en establecimientos minoristas de todo el mundo, espera resolver eso. En mayo, ofrecerá "software" gratuito para permitir que los consumidores diseñen álbumes fotográficos, tazas y otros artículos en sus casas.

Esos objetos serán producidos en cuestión de horas en los establecimientos detallistas. Los pedidos en internet suelen demorar días.

"Un 80 por ciento de todas las imágenes está en la computadora doméstica", dijo Brad Kruchten, gerente general del negocio de impresiones al menudeo de Kodak. "Uno quiere disfrutar el proceso de impresión, de modo que hacerlo desde casa representa una mejor alternativa que estar parado en una tienda".

Hasta hace poco, el único método para producir álbumes de fotos en los establecimientos minoristas fue el sistema PhotoSmart Studio de autoservicio, ofrecido por HP. La fabricante de computadoras e impresoras prueba ahora nuevos modelos para las tiendas, los cuales permitirán que los consumidores produzcan rápidamente álbumes, tarjetas, calendarios o carteles.

Fuji, que sólo entrega impresiones digitales mediante establecimientos minoristas, está colocando impresoras Phaser 7760 de Xerox en las tiendas de Wal-Mart Stores Inc., Walgreen Co. y otras cadenas, para que los consumidores hagan sus propias creaciones en los kioscos.

Las impresoras estarán provistas de un sistema para encuadernar los calendarios mediante una espiral en los bordes y para colocar una portada dura a los álbumes.

"Cada día que pasa, hay otra aplicación para el uso de una imagen en otro producto. Esto prácticamente no tiene límites", dijo Bing Liem, vicepresidente de ventas de Fujifilm USA.

"Los productos especializados de fotografía... podrían representar entre 25 y 30% del mercado. Esto es muy bueno para la salud de toda la industria. Son productos emocionantes, atractivos y divertidos".

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?