| 9/19/2008 12:00:00 AM

Ike destruye 49 plataformas petroleras en el Golfo de México

Washington.- Al menos 49 plataformas petroleras, todas con producción menor a los 1.000 barriles diarios, fueron destruidas por el huracán Ike a su paso por el Golfo de México, y algunas de ellas podrían ser reconstruidas, informó el Departamento del Interior.

El departamento dijo en su última evaluación de los daños del huracán que las plataformas en su conjunto producían 13.000 barriles diarios de petróleo y 9,8 millones de metros cúbicos (84 millones de pies cúbicos) de gas natural al día. Hay más de 3.800 plataformas petroleras en producción en el Golfo, con un total de 1,3 millones de barriles de petróleo y 650 millones de metros cúbicos de gas al día.

La mayoría de ellas sigue cerrada desde el paso de la tormenta

El informe del servicio de Administración de Minerales del Ministerio del Interior informó que la agencia estaba realizando sobrevuelos de helicópteros en aguas del golfo para investigar reportes no confirmados de derrames de petróleo, pero añadió que era demasiado pronto para emitir conclusiones.

"No hay reportes de petróleo afectando las costas ni la fauna a causa de derrames en aguas federales del Golfo de México", dijo la agencia.

El reporte añadió que cinco sistemas de gasoductos tuvieron daños, aunque la extensión de esos destrozos se desconocía aún. Previamente, la agencia había reportado que cuatro instalaciones petroleras habían sido destruidas y otra dañada.

Mientras tanto, el Departamento de Energía informó que hasta la tarde del jueves, 12 de las 31 refinerías en Texas y Luisiana, con una capacidad total de producción de 3 millones de barriles al día, seguían cerradas tras el azote del huracán el 13 de septiembre. Varias de las otras refinerías estaban operando a un nivel reducido.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?