| 9/14/2010 8:00:00 AM

Iberoamérica invertirá en educación US$100.000 millones

Los ministros de Educación de Iberoamérica dieron hoy el visto bueno a la propuesta de Metas Educativas 2021, que implica invertir US$100.000 millones para que los sistemas de enseñanza de la región den un vuelco cuantitativo y cualitativo en la próxima década.

Nueva York.- Esto supone que los recursos destinados a educación pasarían del 5,1% al 5,5% del producto interno bruto (PIB), según el acuerdo que tendrá que aprobarse definitivamente en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del 3 y 4 de diciembre próximo en Mar del Plata (Argentina), cuyo lema será "Educación e inclusión social".

Las mejoras educativas que se pretenden para la generación de los bicentenarios de independencia, como universalizar el acceso a la educación básica y aumentar la permanencia en las escuelas y el rendimiento académico, deberán sustentarse en programas sociales compartidos para que tengan éxito completo.

El principal de ellos, el de atención a la primera infancia, está valorado en US$40.000 millones.

El programa pretende concienciar a la sociedad y las familias sobre los derechos de los niños, los beneficios de la educación y la erradicación del trabajo infantil.

Además, busca garantizar algo tan básico como el registro civil de todos los niños, pues se calcula que dos millones se quedan sin inscribir al año, y conseguir una formación adecuada de las personas encargadas de los menores en edades tempranas.

Otros se ocuparán de los alumnos y las poblaciones en riesgo de exclusión social, como niñas, grupos urbanos marginales, descendientes de aborígenes y de ascendencia africana.

El proyecto de mejoras socioeducativas prevé en un decenio un incremento acelerado de los porcentajes y del tiempo de escolarización (sobre todo en infantil y secundaria) y de la calidad de la enseñanza.

También busca reducir la repetición y un impulso de la formación técnico-profesional, además de subir la inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i).

Entre los objetivos generales, figuran la universalización de la enseñanza básica "equitativa e inclusiva", acabar con el analfabetismo (34 millones de personas) y con la deserción escolar y, de manera relacionada, con el trabajo infantil (10% de los niños de primaria), además de un mejor desarrollo profesional docente.

Otras metas son ampliar la duración de la jornada escolar, al menos tres horas de lectura obligatoria en primaria y dos en secundaria, y que entre el 30% y el 70% de los recién alfabetizados sigan estudios básicos.

También se fijan unos indicadores de cumplimiento parcial en 2015 y se establece un seguimiento bianual tanto del conjunto de la región como de los países, pues cada uno se plantea unos logros específicos, según su situación de partida y prioridades, dada la disparidad social, educativa y económica entre ellos.

El secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Álvaro Marchesi, insistió en esas diferencias, de tal forma que el crecimiento medio de inversión sobre el PIB venga impulsado por los países que menos gastaban en 2008.

Entre los que menos gastaban ese año destacan Ecuador (2,1%), República Dominicana (2,2%), Perú (2,5%) o Uruguay (2,8%), frente a otros como Cuba (13,6%), Honduras (7%), Bolivia (6,3%) o Brasil (5,2%).

En la rueda de prensa posterior a la cumbre, el ministro de Educación argentino, Alberto Sileoni, aseguró que su país llega a sus metas propias con mantener el 6% actual del PIB.

Parte de la inversión total (US$4.000 millones) procedería de un Fondo Solidario para la Cohesión Educativa regional, con aportaciones de los países más desarrollados, organismos internacionales y entidades empresariales y por canje de deuda exterior por educación.

En la cumbre de diciembre se cuantificarán las aportaciones que España, que presta asistencia técnica para el cumplimiento de las metas, puede comprometer para el fondo.

Aparte, el ministro español de Educación, Ángel Gabilondo, anunció a los medios que el Gobierno y las comunidades autónomas aportarán 40,5 millones de euros (unos US$52 millones) a la OEI el próximo año.

Dijo también que la educación es la mejor política "social y económica" y que las Metas 2021 son "algo parecido" a un gran pacto educativo.

Entretanto, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Unión Europea y Unicef, que firmó hoy un acuerdo con la OEI, ya se han comprometido con las Metas Educativas 2021; y el banco español BBVA lo hará con US$400 millones.

Marchesi indicó que este es un proyecto "potente", pero no sólo de los Gobiernos, sino de todos.

La conferencia de ministros de Educación se celebra de forma simultánea al Congreso Iberoamericano de Educación, con 2.500 asistentes de toda la región.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?