| 11/30/2010 1:15:00 PM

Iberia-British: Una fusión a dos que puede ser en el futuro a cuatro

La fusión de Iberia y British Airways, anunciada hace más de dos años y aprobada por los accionistas de ambas aerolíneas el 29 de noviembre de 2010, ha dejado una puerta abierta a la posible integración en la misma de otras líneas aéreas.

Madrid.- Tanto el presidente de Iberia, Antonio Vázquez -y de la nueva sociedad que aparece con la fusión, la International Consolidated Airlines Group (IAG)-, como el consejero delegado de British, Willie Walsh, que va a ocupar el mismo cargo en IAG, han reiterado diversas veces que no se trata de una fusión cerrada.

Tras la Junta de Accionistas de Iberia celebrada en Madrid, Vázquez lo manifestó una vez más, y en la rueda de prensa conjunta de ambos directivos para presentar la realización de la fusión, se ha vuelto a afirmar tal fin.

Walsh dejó claro que las dos aerolíneas están muy interesadas en "abrir sus brazos" a otras empresas del sector, aunque expuso que actualmente hay muchas trabas regulatorias, y que será preciso esperar a que se abran los cielos también en ese sentido para poder pensar en incorporar nuevas compañías a la fusión.

No obstante, tanto uno como otro están convencidos de que el futuro pasa por mantener esos "brazos abiertos" y estar a la espera de que las trabas desaparezcan para seguir creciendo y tener mejores sinergias.

En esa línea de apertura se puede hablar de la "joint venture" (empresa de riesgos compartidos) firmada recientemente por Iberia, British y American Airlines para la explotación conjunta del Atlántico Norte, que va a generar unos ingresos anuales del orden de los 5.000 millones de euros (US$6.550 millones).

Este acuerdo de explotación conjunta supone que Iberia va a colocar su código en 354 vuelos de American y British para 96 destinos; la estadounidense lo hará en 322 de las otras dos compañías para un total de 101 destinos, mientras que la británica será la más beneficiada al añadir 2.063 vuelos de las otras dos aerolíneas para 181 destinos.

En el hipotético caso de que se produjera una triple fusión de las tres firmas, los 15.000 millones de euros (US$19.650 millones) de facturación anual que esperan tener Iberia y British con su unión se quedarían cortos frente a la cantidad obtenida por las tres.

En cuanto a las sinergias, ya que se habla de 400 millones de euros (US$524 millones) a cinco años entre estas dos aerolíneas, la integración de American permitiría hablar de una cifra superior a los 1.000 millones de euros (US$1.310 millones).

El reparto de la tarta aérea estaría clara, ya que cada una de ellas mantiene una posición de privilegio en cuatro de lo cinco continentes, y serían capaces de crear la primera aerolínea del mundo.

Otro dato a tener en cuenta es que hace unos años British intentó llegar a un acuerdo de fusión con la australiana Qantas, que finalmente fue desechado el 18 de diciembre del 2008 al no llegarse a un acuerdo sobre los aspectos claves de la operación.

Una invitación de las otras tres seguro que sería aceptada por esta aerolínea, con lo que la nueva sociedad, IAG en la actualidad, tendría cubierto todo el mundo con una flota moderna especializada en el largo radio.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?