| 10/19/2006 12:00:00 AM

Huracán Wilma en México siniestro más costoso de AL

El director de la AMIS, Recaredo Arias, informó en rueda de prensa que el costo total para la economía mexicana derivado de los daños del huracán ascendió a 30.000 millones de pesos (unos 2.775 millones de dólares), de los cuales 19.258 millones de pesos (unos 1.781 millones de dólares) correspondieron a bienes asegurados.

México.- Los daños causados por el huracán Wilma durante su paso por México en 2005 es el siniestro más costoso para el sector asegurador no sólo del país sino de toda América Latina, estimó el jueves la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

A dos días de que se cumpla el primer aniversario de que Wilma tocó tierra en la península de Yucatán, en el caribe mexicano, Arias dijo que se han pagado 94,3% del número total de pólizas, lo que a su juicio demuestra la capacidad del sector asegurador para enfrentar este tipo de siniestros.

Las solicitudes de pago por bienes asegurados incluyen hoteles, casas, comercios, restaurantes, vehículos, escuelas, embarcaciones, bancos y hospitales.

Wilma tocó tierra el 21 de octubre de 2005 en la península, pero afectó sobre todo el balneario turístico de Cancún, donde dañó buena parte de la infraestructura y prácticamente barrió con las playas de arena blanca, uno de los principales atractivos de miles de turistas extranjeros.

Arias refirió que las pérdidas aseguradas por Wilma equivalen a la suma de los siete eventos más costosos que se conocían, incluidos el paso de cinco huracanes en las últimas dos décadas y el sismo de 1985.

El huracán Gilberto en 1998 estaba registrado como el meteoro más costoso con un monto de 460 millones de dólares.


 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?