| 8/21/2007 12:00:00 AM

Huracán Dean pega en la península mexicana de Yucatán

El huracán Dean penetró en la costa caribeña de México el martes con vientos de la máxima categoría 5 en su paso hacia las ruinas históricas y las instalaciones petroleras modernas en la oriental Península de Yucatán

TULUM, México_ . El vórtice de la tormenta tocó tierra cerca de Majahual, un puerto de cruceros que se encuentra unos 65 kilómetros (40 millas) al este-noreste de Chetumal y de la frontera con Belice, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

A las 04:00 horas del centro de México (0900 GMT), Dean fue localizado mientras ingresaba a Majahual.

Las autoridades de Chetumal anunciaron la presencia de vientos fuertes en la ciudad que habían derribado árboles y arrojado por los aires objetos, como láminas. También han ocurrido apagones en algunas zonas, dijeron en el sitio web de la localidad.

Dean soplaba vientos de casi 270 kilómetros por hora (165 millas por hora) al avanzar hacia el oeste-noroeste con una velocidad de 32 kph (20 mph) por la Península de Yucatán. Con esa trayectoria, podría llegar en la tarde del martes a la Bahía de Campeche en el Golfo de México donde la empresa estatal Petróleos Mexicanos tiene las plataformas que producen la mayor parte de los hidrocarburos nacionales.

El huracán causó al menos 12 muertes al cruzar el Caribe. El lunes tomó fuerza y se convirtió en una tormenta monstruosa de categoría 5 luego de pasar por Jamaica y las Islas Caimán.

Las tormentas de categoría 5 _con la fuerza potencial para causar una catástrofe_ son raras. Sólo tres de ese tipo han llegado a Estados Unidos desde 1935.

Millares de turistas han abandonado las playas de la Riviera Maya. Aunque podría evitar un impacto directo, Cancún corre el riesgo de sufrir vientos de potencia destructiva.

"Ya hay mucho viento, ya tenemos encima el bicho este", dijo Francisco de la Cruz, oficial de Protección Civil en el estado de Quintana Roo. "El viento se oye demasiado", indicó a AP en declaraciones telefónicas desde Chetumal.

Petróleos Mexicanos o Pemex dijo que el lunes había evacuado al menos 18.000 trabajadores de sus instalaciones en el Golfo de México y suspendido la producción en la Bahía de Campeche donde está el enorme yacimiento de Cantarell. La decisión implica una pérdida diaria de 2,7 millones de barriles de petróleo y 2.600 millones de pies cúbicos de gas natural.

La región central de México sería el siguiente objetivo de Dean, aunque sus bandas externas probablemente causen precipitaciones y ráfagas de viento hasta el sur de Texas.

Una advertencia de huracán fue emitida desde Cancún en el norte de la península hasta Belice en el sur. Cancún es el principal centro turístico de México.

Vehículos de Defensa Civil recorrieron las calles oscuras de Tulum la noche del lunes para exhortar a la población para que permanezca en sus viviendas, mientras una lluvia intensa causada por las bandas exteriores del huracán comenzaban a azotar la costa. Habitantes y turistas se asomaban expectantes a balcones y pórticos mientras truenos fuertes resonaban y nubarrones amenazantes avanzaban sobre una penumbra rojiza.

El presidente Felipe Calderón anunció que abreviará la gira que realiza a Canadá y viajará el martes a la zona donde podría pegar el huracán. El mandatario asiste a una reunión con el presidente estadounidense George W. Bush y el primer ministro canadiense Stephen Harper en Montebello, Quebec.

En Belice, las autoridades cerraron todos los hospitales de su ciudad más importante e instaron a sus pobladores a que salieran de la localidad, al advertir que los vientos de Dean eran demasiado potentes para sus albergues.

El gobierno beliceño también evacuó Caye Caulker y Ambergris Caye _ islas populares entre los turistas estadounidenses _, instó a la población a abandonar las zonas bajas y estableció un toque de queda del atardecer a la madrugada entre Ciudad Belice y la frontera con México.

Los meteorólogos calcularon que el paso del vórtice del huracán por la costa originaría marejadas de cuatro a seis metros (12 a 18 pies) de alto.

El gobierno estatal de Quintana Roo dijo que cerca de las dos terceras partes de los 60.000 turistas en el área de Cancún han salido del área. Algunos acamparon durante la noche en el aeropuerto de la ciudad para asegurarse un lugar en alguno de los vuelos que salían.

Los trabajadores colocaban planchas de madera para proteger las ventanas de los hoteles de Cancún, donde aún permanecen las grúas que han reparado los daños del huracán Wilma, que causó pérdidas equivalentes a 3.000 millones de dólares en el 2005.

Dean podría ser incluso más poderoso que Wilma, que cayó sobre Cancún y la castigó durante un día entero. Los expertos vaticinaban que Dean pasaría más hacia el sur y arrojaría toda su furia en el corazón maya de México.

El área se extiende desde las ruinas costeras de Tulum hacia la población turística de Mahahual, más al sur, donde las autoridades evacuaron a cientos de turistas el lunes. Entre ambas está una reserva natural de un millón de hectáreas (2,5 millones de acres) llamada Sian Kaan, con una red de canales mayas de 1.200 años.

Antropólogos del gobierno mexicano indicaron que estaban preparando a 13 sitios arqueológicos para soportar el embate de la tormenta, al podar árboles y retirar letreros y vegetación que los potentes vientos pueden convertir en proyectiles dañinos.

Cancún, sin embargo, sentirá los vientos con fuerza de tormenta tropical que se extienden por un área de unos 195.000 kilómetros cuadrados (75.000 millas cuadradas), una tercera parte de Centroamérica o el doble del tamaño de Corea del Sur.

Las autoridades en Centroamérica decretaron un estado de alerta preventivo por las lluvias y vientos que afectarán la zona costera caribeña de la región.

En Cuba, más de 350.000 personas fueron evacuadas a lugares seguros ante la cercanía del huracán.

En el extremo sur de Texas, las autoridades distribuyeron sacos de arena en el centro turístico de Isla Padre del Sur y pidieron a la población que salga del lugar.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?