| 8/22/2007 12:00:00 AM

Huracán Dean amenaza a otras comunidades mexicanas

El huracán Dean avanzó el miércoles hacia el corazón de la industria petrolera de México en la Bahía de Campeche, luego de perder fuerza al cruzar la oriental Península de Yucatán.

TECOLUTLA, México_ Dean apuntó sus vientos de Categoría 1 hacia la costa mexicana del Golfo de México un día después de que con la fuerza de la máxima Categoría 5 cruzó por el Caribe y tocó tierra en el litoral oriental de la Península de Yucatán, donde derribó árboles, tendido eléctrico y casas, aunque no impactó en los centros turísticos de lujo en la Riviera Maya.

Tras perder la mayor parte de su fuerza al cruzar la zona peninsular, Dean se dirigió hacia la Bahía de Campeche donde se encuentran al menos 100 plataformas petroleras, tres puertos de exportación de crudo y el yacimiento petrolífero de Cantarell, el más productivo de México.

Todas las operaciones de la zona fueron suspendidas ante la presencia de la tormenta y la producción diaria de hidrocarburos se redujo en 2,7 millones de barriles de petróleo y en 2.600 millones de pies cúbicos de gas natural.

De acuerdo con los pronósticos meteorológicos, el huracán podría volver a tocar tierra de México en el estado de Veracruz la tarde del miércoles en las cercanías de la Laguna Verde, donde se encuentra la única planta nucleo-eléctrica de México, la cual suspendió también operaciones.

A las 04:00 horas (0900 GMT), Dean se mantenía como un huracán de categoría 1 con vientos de 130 kilómetros por hora (80 millas por hora) y con el vórtice ubicado a unos 280 kilómetros (175 millas) al este-sureste de Tuxpan, Veracruz, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Avanzaba hacia el oeste-noroeste a una velocidad de 32 kph (20 mph).

"Con frecuencia vemos que una tormenta se debilita, y las personas bajan la guardia completamente. Pero no hay que hacer eso", dijo Jamie Rhome, en el centro de huracanes. "Tal vez esta tormenta no vuelva a adquirir la Categoría 5, pero seguirá siendo poderosa".

Los últimos turistas en Tecolutla salieron el martes de ese sitio turístico de playa en el Golfo de México que podría ser golpeado por la tormenta.

Las puertas y ventanas de hoteles ubicados frente a la playa fueron protegidas con tablas y las autoridades emitieron una alerta en los lugares bajos de la costa. "Por ahora no se puede disfrutar de las playas de Tecolutla", dijo Ricardo Pardiñas, funcionario de la ciudad.

Las autoridades informaron que había en Tecolutla unos 100 soldados, que podrían colaborar en tareas de seguridad o en un eventual desalojo. Javier Sánchez, jefe de protección civil, dijo que se instaba a la población que abandonara zonas de riesgo y advirtió que no se descartaba una evacuación forzosa.

El presidente Felipe Calderón dijo, al visitar el martes algunas zonas afectadas por el huracán, que no había informes inmediatos de muertos en México, aunque expresó preocupación por el estado de las comunidades mayas en la península. Dean mató a 13 personas en el Caribe.

Funcionarios mexicanos dijeron que avanzaban lentamente, por caminos de tierra casi intransitables, hacia las comunidades mayas. En poblaciones menos aisladas, la gente que salía a las calles contemplaba un panorama de árboles caídos y cables eléctricos cruzados sobre calles inundadas.

El vórtice de la tormenta tocó tierra la madrugada del martes cerca de Majahual, un puerto de cruceros que se encuentra a unos 65 kilómetros (40 millas) al este-noreste de Chetumal. Los habitantes de Chetumal pasaron una noche de horror en medio de ventanas que se rompían y tanques de agua que volaban de los techos. Las sirenas ulularon durante horas mientras la tormenta azotaba la ciudad y enormes carteles caían a las calles. La Comisión Federal de Electricidad dijo que unos 90.000 clientes no tenían luz al mediodía.

La electricidad se cortó en la mayor parte de Belice, donde no se informó de muertos ni heridos graves.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?