| 9/30/2011 10:40:00 AM

Hungría anuncia paquete de ajuste de 3.400 millones de euros para 2012

El ministro de Economía húngaro, György Matolcsy, anunció en Budapest un paquete de ajuste de 3.400 millones de euros para 2012, que prevé, entre otros, subidas de impuestos y recortes de los gastos del Estado.

El ministro precisó en rueda de prensa que las modificaciones de la ley fiscal generarán unos ingresos de 1.500 millones de euros, mientras que la reducción de los gastos del Estado sobrepasará los 1.000 millones de euros.

A ello se suma el llamado "fondo de estabilidad", de otros 1.000 millones de euros, creado por el Estado.

La medida más importante será el aumento del IVA hasta el 27%, desde del 25% actual, mientras que también se incrementará la contribución de los trabajadores al fondo de salud pública, del 6 al 7%.

Previamente, Matolcsy había anunciado ya sendos incrementos de las tasas sobre el alcohol, el tabaco y la lotería.

Matolcsy adelantó que los cálculos presupuestarios parten de que en 2012 el déficit se reducirá hasta el 2,5%, del 2,9% este año, mientras que la inflación subirá al 4,2%, de algo menos del 4% en este 2011.

La deuda pública, que hasta finales de 2011 se reducirá hasta el 73%, bajará en 2012 al 72%.

El Gobierno calcula que el próximo año el desempleo se situará entre el 10 y el 11%.

"Es un presupuesto seguro que sirve a la protección económica del país", aseguró Matolcsy.

Por otro lado, el ministro adelantó que en el sector público se despedirán a unos 5.500 trabajadores, como parte de un plan de racionalización del funcionamiento de la administración central, aunque agregó que se ofrecerán diferentes programas a los afectados, como por ejemplo de formación. 

(EFE)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?