| 12/10/2007 12:00:00 AM

Human Capital anuncia su internacionalización

Con cerca de 500 clientes y una intervención en 14 sectores de la economía, la firma cuenta hoy con el reconocimiento como una de las compañías líderes en consultoría y la única que ha integrado, como pionera en su portafolio, soluciones orientadas a la cobertura del mapa estratégico de gestión humana.

Bogotá.- Human Capital, firma de consultoría en Gestión Humana, filial del grupo español Seeliger y Conde, anunció en el marco de la celebración de su sexto año de operación, el claro objetivo de la exportación de sus servicios a Centro América, Perú, Ecuador y Venezuela durante el 2008.

En un evento que reunió a más de 400 clientes y donde la magia de Carlos Zea fue el hilo conductor de la noche, José Manuel Acosta, Presidente de la Firma señaló que además de esta importante internacionalización, se espera en 3 años llegar a México, Chile y Argentina, plazas donde su socio y principal accionista español, Seeliger y Conde, ya opera.

“Continuaremos influyendo en el mercado laboral, aportando valor a nuestros clientes y generando un nuevo aire en la estrategia de gestión del talento, haciendo partícipes a las empresas de las mejores prácticas y tendencias de avanzada, todo con un componente de innovación y tecnología, orientado a mejorar la productividad y competitividad de los negocios”, afirmó José Manuel Acosta, Presidente de Human Capital.

“Estamos altamente comprometidos con el país, nuestros clientes, con el progreso y desarrollo de las áreas de gestión humana, las cuales se consolidan cada vez más como aliados estratégicos de las Organizaciones, impulsando proyectos macro de alto impacto económico y social, aportando a la cuenta de resultados y buscando altos estándares de desempeño en los equipos multiculturales”, concluyó José Manuel Acosta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?