| 6/12/2013 5:10:00 PM

Humala ofrece a EE.UU. "ir juntos en un mismo camino"

El presidente de Perú, Ollanta Humala, ofreció a EE.UU. un nuevo nivel de relación, de carácter estratégico, que fije metas y obligaciones mutuas y permita a ambos países "ir juntos en un mismo camino", durante una entrevista exclusiva con Efe en Washington.

El mandatario peruano, de visita en la capital estadounidense, aseguró que ha encontrado "una gran receptividad" en el presidente de EE.UU., Barack Obama, quien hoy lo recibió en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

"Es un gran mensaje el que ha dado el presidente Obama al Perú y nosotros también vamos a esforzarnos para ser mejores socios con EE.UU.", explicó.

Humala conversó con Efe en uno de los salones de Blair House, la residencia de los huéspedes oficiales del presidente estadounidense, donde el mandatario peruano se aloja desde su llegada a Washington el lunes.

El objetivo de esta visita, en palabras de Humala, es "expresar la voluntad del Perú de fortalecer la relación con EE.UU. y elevar esa relación a un nivel de relación estratégica, que trasciende al Gobierno y fija políticas a mediano y largo plazo para ir juntos en un mismo camino".

Humala y Obama hablaron, como era de esperar, de seguridad y lucha contra el narcotráfico, pero también de otros muchos ámbitos de cooperación, algo de lo que el mandatario peruano se mostró muy satisfecho.

La educación, la capacitación, la transferencia tecnológica, la "importancia de cultivar la iniciativa y la inteligencia de los jóvenes" fueron algunos de esos temas, así como los avances registrados por la Alianza del Pacífico y la "coyuntura latinoamericana" y "el fortalecimiento de la democracia y los derechos humanos".

Sobre el tema de las drogas, el presidente peruano insistió en que el enfoque con EE.UU. requiere "más que una relación de cooperación, una relación de socios".

"Que más allá de la cooperación haya una unidad en la visión; debemos compartir una visión y sobre esa visión establecer metas y resultados y que cada uno asuma su responsabilidad", explicó.

Humala, quien también fue recibido hoy en el Pentágono por el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, se mostró convencido de que Perú "no" va a perder la guerra contra el narcotráfico.

"Hay que entender que el narcotráfico es una de las grandes amenazas que tiene no solamente el Perú, sino el mundo entero".

"Por lo tanto", añadió Humala, "lo que queremos son socios que nos ayuden a ayudarlos a ellos también y que juntos podamos trabajar en metas, más allá de cooperaciones o colaboraciones voluntarias", afirmó.

El mandatario peruano enumeró, por otro lado, las recetas que aplicará para continuar en la robusta senda de crecimiento iniciada hace unos años.

Citó, en primer lugar, la necesidad de "generar más confianza todavía en las inversiones, ya sean de carácter público o privado, nacional o internacional".

Perú necesita igualmente, dijo, afianzar el marco jurídico y "resolver los nudos burocráticos".

"Tenemos que dar mucho impulso a las obras de infraestructura, iniciar la reforma de la salud, seguir avanzando en la lucha contra la inseguridad" y reforzar los estándares de la microminería, apuntó.

La Alianza del Pacífico, de la que Perú es socio fundador, representa "un bloque muy importante" para las aspiraciones de desarrollo de los cuatro países latinoamericanos que lo integran (México, Chile, Colombia y Perú).

"Hemos logrado avanzar, modestia aparte, inclusive más rápido de lo que viene avanzando el TPP" (el Acuerdo de Asociación Transpacífico, del que forma parte EE.UU.), aseguró Humala.

Cerca ya de cumplir el segundo aniversario en la Presidencia, Humala recordó las razones de su apuesta por el pragmatismo político.

"Cuando yo hablaba del pragmatismo, decía que había que tener sentido común en las cosas, porque si no hay un marco macroeconómico sostenible, sustentable, ninguna política de Gobierno puede tener éxito".

"Es como en una casa", argumentó, "si la economía no va bien, de nada sirve que hable usted grandes discursos a sus hijos, porque en la noche van a salir a trabajar, porque tienen que llevar la plata a la casa. La gente no come discursos".

Ahora bien, continuó, "es importante no sólo decirle la verdad a la gente, sino también darle esperanza, y lo que tratamos es de hacer un balance entre la verdad y la esperanza".

En su opinión, la "verdad" la reflejan los hechos: hoy día, indicó, la clase media en el Perú ha crecido más de un 70 %; las regiones del interior del Perú generan mayor demanda de automóviles que la misma capital; y el país es el quinto en recepción de inversiones directas extranjeras.

La "esperanza", por otra parte, son los programas y becas que se han puesto en marcha, la reforma en la salud, y todo "lo que permita darles a los jóvenes, a los peruanos y peruanas, un derrotero por el cual puedan ellos avanzar".

"Ponerles las cosas claras de tal manera que ellos sepan hacia dónde va el Perú. Eso es lo que pienso que estamos construyendo a menos de dos años de Gobierno. Faltan todavía tres años más, así que hay mucho por hacer", concluyó.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?