| 12/2/2013 11:00:00 AM

Hoteleros lanzan campaña para preservar al oso de anteojos

A través de la campaña, llamada "Huespedes Verdes, sus promotores esperan recaudar 200 millones al año.

La cadena de hoteles Germán Morales e Hijos lanzó su  campaña HUESPEDES VERDES, a través de la cual se une a Pioneros en Conservación, programa de Parques Naturales de Colombia que a través del Fondo Patrimonio Natural desarrolla acciones encaminadas al mejoramiento y la conservación de los parques naturales de Colombia, gracias a quienes quieren aportar a los esfuerzos por proteger la biodiversidad del país.
 
Pioneros en Conservación, que tiene como meta recaudar 200 millones al año, es un programa diseñado para vincular hoteles y huéspedes interesados en la conservación de la flora y la fauna de las áreas naturales del país. Al vincularse al programa, GMH escogió el programa de protección del oso de anteojos que habita en el Parque Chingaza como centro de su programa HUESPEDES VERDES, acción con la que se convierte en la primera cadena de hoteles que hace parte de la iniciativa.
 
A través de esta campaña, los hoteles bh, marca de GMH, aportarán 3 mil pesos por huésped e invitarán al mismo a hacer una donación voluntaria. De manera periódica bh Hoteles enviará los recursos a Patrimonio Natural, entidad que a su vez los direccionará, en este caso, al programa de protección del oso de anteojos.
 
¿Por qué es importante conservar el oso de anteojos?

El oso de anteojos es el oso más grande de Suramérica; puede llegar a pesar más de 200 kilogramos, se le llama así por sus marcas blancas o amarillentas en el pecho y alrededor de los ojos; estas últimas tienen la forma de unos anteojos. El oso de anteojos vive en el Parque Chingaza, reserva y generadora del agua que abastece a Bogotá.
 
Considerada una especie sombrilla, los osos necesitan grandes extensiones de bosques y páramos para vivir, esto hace que conservar el lugar donde vive ayude a la protección de otras especies y de los bosques de los que se alimenta. Estos lugares son la casa del oso de anteojos, su protección ayuda a la conservación de este animal, pero al mismo tiempo proteger estos lugares garantiza el agua que consumimos en Bogotá y otras ciudades del país que dependen de los páramos.
El oso de anteojos es la especie que representa a Parques Nacionales Naturales de Colombia, y está considerada como una especia vulnerable, según la lista de la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza UICN (Goldstein, 2008), ya que es única en el mundo ( Tremarctos ornatus (F. Cuvier, 1855), si se extingue se acaba toda una línea del árbol filogenético de los osos.
La principal fuente de presión es la cacería por los campesinos debido a que el oso andino sale a cazar ganado y utiliza los maizales. Por otra parte el aumento de la frontera agropecuaria ha incrementado la fragmentación de hábitat.
 
El oso de anteojos es el más vegetariano entre todos los osos, la mayor parte de su dieta está compuesta de hojas, tallos, frutos y bulbos de plantas. Esto lo complementa con algunas presas pequeñas, como roedores. Ocasionalmente, un oso puede matar animales de mayor tamaño, como dantas, venados y vacas. En regiones donde su hábitat ha sido invadido, algún oso puede acostumbrarse a atacar al ganado doméstico, pero esto debe verse más como una excepción que como una regla. Entre los bocados favoritos del oso de anteojos, se cuentan los corazones de bromeliáceas (quiches y cardones), brotes de palmas y tallos jóvenes de chusques o bambúes de montaña.
 
El oso de anteojos es muy buen trepador y emplea esta habilidad para conseguir su alimento en los árboles. También se sabe que construye plataformas de ramas sobre los árboles, que utiliza para descansar.
 
En general, estos osos son animales solitarios. Sólo durante la temporada de reproducción, una pareja se une brevemente. La osa da a luz a sus crías (1-3) en una cueva u otro refugio protegido. Los oseznos acompañan a su madre hasta que son grandes y aprenden a valerse por sí mismos.
 
El oso de anteojos, emblema de los parque naturales de Colombia es el objetivo de la campaña HUESPEDES VERDES, programa de la cadena Germán Morales e Hijos que a través de sus hoteles de la marca bh firma su compromiso con el cuidado del planeta en su plan de responsabilidad social.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?