| 3/23/2012 11:50:00 AM

Huelga espontánea en Air Canada causa decenas de cancelaciones y retrasos

Decenas de vuelos y miles de pasajeros están sufriendo hoy retrasos en el aeropuerto de Toronto, el más importante de Canadá, después de que los empleados de la principal aerolínea del país, Air Canada, iniciasen una huelga espontánea.

Toronto - El conflicto se inició después de que tres empleados de Air Canada fueran suspendidos durante 72 horas por la empresa por manifestar su rechazo a la ministra canadiense de Trabajo, Lisa Raitt, cuando ésta se encontraba en el aeropuerto Pearson de Toronto el jueves por la noche.

La suspensión provocó que los trabajadores que manejan los equipajes y otro personal de apoyo en tierra del aeropuerto Pearson abandonasen de forma espontánea sus puestos de trabajo.

Air Canada se ha visto obligada a cancelar al menos 68 vuelos, tanto nacionales como internacionales, y retrasar decenas, lo que está afectando a miles de viajeros.

La compañía consiguió a primera hora de la mañana que las autoridades laborales emitiesen una orden que obliga a los trabajadores a volver a sus puestos de trabajo.

En las últimas semanas, Air Canada y sus trabajadores han estado envueltos en varias disputas laborales. Desde junio de 2011, el Ministerio de Trabajo que dirige Raitt ha impedido en dos ocasiones que los trabajadores de la aerolínea se declaren en huelga, lo que le ha granjeado fuertes críticas desde los sindicatos.

Además, la principal firma encargada del mantenimiento de los aviones de Air Canada, Aveos, despidió esta semana a todos sus empleados en Canadá y se declaró en quiebra. Aveos también cuenta con unos 1.400 empleados en El Salvador, aunque la empresa no ha indicado si están afectados por la medida. 

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?