| 5/13/2008 12:00:00 AM

Hong Kong intenta impulsar comercio con Brasil

Sao Paulo.- Los empresarios brasileros deberían utilizar a Hong Kong como una puerta de entrada para sus negocios con China, aprovechando su relación especial y experiencia con la potencia de rápido crecimiento, dijo el lunes un funcionario de Comercio de alto rango de Hong Kong.

Hong Kong también quiere incrementar su propio comercio con Brasil, dijo Alan Wong, subdirector del Consejo para el Desarrollo Comercial de Hong Kong.

Wong, hablando en la capital financiera de Brasil durante el último tramo de su viaje que también lo llevó a Chile y Argentina, dijo que Hong Kong estaba listo para el impulso del incremento de comercio después de mucho años en los cuales había estado alejado de América Latina. "Consideramos que la atmósfera ha cambiado. Muchos países latinoamericanos están disfrutando nuevamente de un crecimiento bastante estable. Las condiciones parecen estar bien," dijo a Reuters en una entrevista.

El mundo de los negocios de Brasil puede utilizar el estatus especial de Hong Kong dentro de China y su falta de aranceles y derechos de aduanas para obtener mas fácil acceso a sus mercados, dijo. "No se puede evadir el mirar a China. Es el mercado potencial en desarrollo mas rico en el mundo. Invitamos a las compañías brasileras a mirar a Hong Kong como entrada al mercado chino," dijo.

Hong Kong, una despreocupada ex colonia británica, que se revirtió al dominio chino como zona especial administrativa en 1997, tuvo años de experiencia en negociaciones con China, señaló. "China no es un mercado fácil: no es ni siquiera un mercado, es muchos mercados diferentes. Sus regulaciones son complicadas. Los pagos son difíciles, controles de cambios, todo ese tipo de cosas. Se debe saber con quién están tratado," agregó.

El comercio directo de Brasil con China ha aumentado en los últimos años dado que ambos países han disfrutado de una prosperidad económica, con el sector agrícola de Brasil, en particular, beneficiándose de la demanda china de alimentos. Están agrupados con Rusia e India en el llamado BRIC de naciones de poderes económicos emergentes. De enero a abril del 2008, el comercio entre China y Brasil fue de 8.900 millones de dólares, de acuerdo con cifras brasileñas.

MAS CARNE, MAS VINO
Hong Kong estaba también entusiasmado con intensificar sus propias importaciones y exportaciones con Brasil, la mayor economía de Latinoamérica. El comercio bilateral totalizó un balance equilibrado de 2.700 millones de dólares en el 2007 y en los primeros meses del 2008 había crecido un 20 por ciento.

"No es una cifra mala. Si la economía se mantiene, no me sorprendería si nos enfrentamos a un crecimiento de casi un 20 por ciento en los próximos cinco años. Las principales exportaciones de Hong Kong a Brasil son artículos y componentes electrónicos, prendas de vestir, relojes, y joyería. Le gustaría ver que otros sectores, entre ellos la construcción y otros servicios, obtengan una tajada más grande de la acción, señaló.

Hong Kong quería importar de Brasil más carne, cuero, pescado y productos como calzado. Las numerosas regulaciones de Brasil aún representan un obstáculo para liberar el comercio totalmente, dijo. "Pero cada país tiene sus propias situaciones de desarrollo económico. No todos los países se comportan como Hong Kong: ningún arancel, sin derechos de aduana, pocos impuestos a la importación," indicó.

En Argentina y Chile, ambos países productores de vino serios, la retirada de parte de Hong Kong en marzo de los impuestos a las importaciones de alcohol ha generado gran emoción, señaló. "Tuvimos personas haciendo fila para ver a nuestros delegados," expresó.

Se espera que el mercado del vino en Asia crezca en aproximadamente un 30 por ciento por año durante los próximos años. Como puerto libre, Hong Kong quisiera ser centro distribuidor regional.

 

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?