| 3/11/2010 2:30:00 PM

Homicidios en Venezuela se cuadriplican en gestión de Chávez

El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), una organización no gubernamental, sostiene que Venezuela es uno de los países con mayor criminalidad del continente, con un promedio de 54 homicidios por cada 100.000 habitantes el año pasado, unas dos muertes por cada hora o 44 por día.

Caracas.- El número de homicidios en Venezuela se ha cuadriplicado durante la gestión del presidente Hugo Chávez, atizado por la impunidad, la falta de políticas de seguridad y la politización de los cuerpos policiales.

Sólo lo supera El Salvador con 70 asesinatos por cada 100.000 habitantes, dijo el OVV, citando cifras oficiales de ese país. Le sigue Honduras, dónde se contaron 53,5 homicidios por cada 100.000 habitantes en el 2009. "El 91 por ciento de los casos de homicidios en Venezuela, ni siquiera tiene una detención y si no hay detención no puede haber juicio, ni condena", dijo a Reuters el director del OVV, Roberto Briceño León, quién añadió que desde el 2004 el Gobierno de Chávez no publica cifras oficiales.
Analistas coinciden en que la criminalidad es el problema que más preocupa a los venezolanos, pero aun así la popularidad del izquierdista Chávez se ha mantenido protegida por sus programas sociales de educación, salud y alimentación.

No obstante, Briceño sostuvo que el acelerado crecimiento de la inseguridad ha empezado a debilitar la imagen del mandatario de cara a unos comicios legislativos en septiembre.

"Los datos que tenemos indican que se ha ido modificando el foco de atención y que el problema ya no son los "malandros" (ladrones), sino la inacción del Gobierno, la carencia de políticas", agregó el también profesor de la Universidad Central de Venezuela y de La Sorbona en París.

Funcionarios dicen que la "sensación de inseguridad" en el país ha sido acentuada por los medios privados de comunicación contrarios al Gobierno, que a su vez ha lanzado esporádicos operativos de seguridad en zonas populares. Venezuela, que fue considerado un país con mínimos de violencia en las décadas de 1970 y 1980, cerró 1998 con unos 4.550 asesinatos y el 2009 con unos 16.047 homicidios.

En el Ministerio del Interior y Justicia declinaron comentar sobre las nuevas cifras del OVV, un grupo formado por una red de académicos que recogen datos de la policía y otras fuentes como medios locales.

Mientras otros países de la región han reducido sus índices criminales, Venezuela los ha aumentado y Caracas es la capital con mayor número de muertes violentas en el continente, con más de 140 homicidios por cada 100.000 habitantes, dijo Briceño. La capital venezolana sólo es superada por la mexicana Ciudad Juárez, donde medios locales denunciaron el año pasado una tasa de homicidios de 195 muertes dolorosas por cada 100.000 habitantes a causa del crimen organizado, el narcotráfico y feminicidio
La organización no gubernamental Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad (ICESI) en México reveló en su última encuesta del 2009 que los estados de Chihuaha, donde está Ciudad Juarez y Sinaloa, que alberga al cartel de la droga del mismo nombre, fueron los más violentos del país.

Pero en un mes en Venezuela se cuentan cifras de muertes violentas bastante cercanas a las registradas en la Franja de Gaza a principios del 2009, cuando el Ejército israelí y la organización Hamas se enfrentaron causando unas 1.500 muertes, según Briceño.

Esto contrasta con los resultados de Colombia, donde durante la última década los homicidios se redujeron en más de la mitad y Brasil, donde a pesar de haberse mantenido el índice nacional de homicidios, en Río de Janeiro la criminalidad presentó su menor nivel en 10 años. El desprestigio continuo de las policías municipales por parte del Gobierno, la corrupción y la ilegalidad son, según el sociólogo, los causantes de la ruptura del pacto social en el país petrolero que ha derivado en anarquía, irrespeto a la leyes y mayor número de muertes.

Briceño argumentó además que la politización de nuevos cuerpos policiales, como la recién creada Policía Nacional Bolivariana, a quién Chávez le añadió el epíteto "socialista", y el fiero discurso "revolucionario" del mandatario, también son factores que fomentan violencia.

"El Gobierno quiere hacer una revolución, y para muchas personas del Gobierno la violencia tiene que ver con la lucha de clases (...) en un proceso revolucionario se tiene que quebrar en la mente de muchos la normativa y la ley, se tiene que arrasar", dijo.

El propio Gobierno ha admitido que un grupo importante de efectivos policiales y efectivos militares han estado involucrados en delitos, que van desde robos a secuestros.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?