| 10/7/2010 3:20:00 PM

Hillary Clinton y Cherie Blair lanzan iniciativa "Móviles para Mujeres"

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, y Cherie Blair, la esposa del ex primer ministro británico Tony Blair, lanzaron hoy la iniciativa mWomen, un programa que pretende llevar los beneficios socio-económicos de la telefonía móvil a mujeres en países en vía de desarrollo.

Washington.- En un acto en el Departamento de Estado, Clinton y Blair, así como Rob Conway, consejero delegado de la asociación de operadores de telefonía móvil GSMA, impulsora del programa, presentaron la iniciativa, calificada como una colaboración "sin precedentes" entre los sectores privado, público y el dedicado al desarrollo.

El programa pretende cerrar la brecha que existe entre hombres y mujeres que tienen acceso a un teléfono móvil.

De acuerdo con un estudio que publicaron en febrero la GSMA y la Fundación Cherie Blair para Mujeres en países con ingresos bajos y medios, una mujer tiene un 21% menos posibilidades de acceder a un teléfono celular que un hombre, porcentaje que aumenta al 23% si viven en el África Sub-Sahariana, al 34% si son de Oriente Medio y al 37% si residen en el sur de Asia.

Esa brecha representa 300 millones de mujeres, que también afrontan otros obstáculos, sobre todo socio-económicos, como el coste de poseer un teléfono móvil, la reticencia de hombres a que sus esposas lo tengan o el analfabetismo, entre otros.

El objetivo de la iniciativa es reducir esta brecha en un 50% en los próximos tres años y facilitar el acceso a los teléfonos móviles a 150 millones de mujeres que viven con menos de US$1 al día.

También promoverá su uso para mejorar el estatus socio-económico de esas mujeres, principalmente en las áreas de la salud, educación, finanzas y empresarial.

Según GSMA, hay un fuerte incentivo para la participación del sector privado en este programa, puesto que la brecha de género en el ámbito de la telefonía móvil en el mundo en vía de desarrollo ofrece una oportunidad de negocio de 13.000 millones de dólares al año para los operadores en ingresos adicionales.

De momento, 20 operadores presentes en 115 países se han comprometido a apoyar mWomen, entre ellas Telefónica, AT&T, France Telecom/Orange y Vodafone. Nokia también colaborará en el programa.

Clinton, que aseguró el apoyo del Departamento de Estado y del USAID a la iniciativa, defiende que "invertir en mujeres es invertir en las familias, en las comunidades y en los países", y que "invertir en el desarrollo de las mujeres es la manera más directa y efectiva de lograr progreso económico y social a nivel mundial".

En opinión de Cherie Blair, "mejorar el acceso a móviles de las mujeres significa que ellas puedan sentirse más seguras, adquirir conocimientos, acceder a información sanitaria y aumentar sus ingresos".

"Una agricultora en el África Sub-Sahariana puede aprender cómo proteger su cosecha ante plagas, una emprendedora en Latinoamérica puede obtener más fácilmente una licencia para su negocio o comunicarse con un mentor o cliente, y una mujer en Asia puede hacer transacciones bancarias o controlar las finanzas de su familia", dijo además la secretaria de Estado.

La tecnología móvil ayuda además a fortalecer las instituciones democráticas y mejorar la gobernabilidad, por ejemplo en elecciones, denuncias contra restricciones o hechos violentos, y luchar contra la corrupción, aseguró.

El Departamento de Estado, que apuesta fuertemente por extender el acceso a la tecnología de las mujeres, está desarrollando un programa innovador denominado Justicia Móvil, para ayudar a las mujeres en la República Democrática del Congo (RDC), donde las violaciones alcanzan cifras "horrendas", a tener acceso a la Justicia.

De esta forma, podrán recoger pruebas y grabar sus declaraciones o incluso enviar sus testimonios a los tribunales, explicó Clinton.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?