| 4/11/2007 12:00:00 AM

Hay trabajo coordinado contra la inflación, la revaluación y los intereses

Gracias a la coordinación entre el Gobierno y el Emisor, el Estado mantiene esterilizados un promedio de 5 billones de pesos en el Banco de la República. El banco también ha vendido TES del saldo que tenía, abrió la ventanilla de contracción para reconocer rendimiento por depósitos a 7 y 14 días.

Bogotá.- El Gobierno Nacional y el Banco de la República están trabajando de manera concertada e integral para enfrentar tres factores que se están presentando en la economía: el crecimiento de la inflación, la revaluación del peso y las altas tasas de interés, afirmó el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga.

Al hablar en el foro “Las oportunidades que tiene Colombia”, el funcionario dijo que ese trabajo de coordinación entre el Gobierno y el Banco Central es enorme.

“Yo les quiero decir sobre eso, primero, tenemos una estrecha coordinación con el Banco Central, estamos actuando de una manera coordinada, de una manera integral para juntos poder trabajar en la consolidación de estas metas. “No es una tarea fácil enfrentar tres variables como las que tenemos hoy en nuestra economía, pero estamos haciendo un esfuerzo de coordinación enorme para poder tener una actuación coherente y tener señales muy claras al mercado”, señaló.

Recordó las diferentes medidas que tomó el Gobierno hace 10 días: la primera, la reducción en mil millones de dólares del endeudamiento externo con organismos multilaterales, que estaban contemplados en el Plan Financiero de 2007. Segunda, el fondeo en moneda local por 400 millones de dólares de créditos de multilaterales que estaban previstos que fuesen desembolsados en dólares, es decir se van a desembolsar en pesos al Gobierno Central. Tercera, se permitirá la financiación en pesos para la adquisición de empresas que el Gobierno ha estado vendiendo dentro del proceso de enajenación de activos estatales. Dijo que esas medidas hablan claro de la dirección en la que se quiere mover el Gobierno.

“Hemos, con el Banco de la República, actuado en el mercado cambiario, pero actuado con mucha responsabilidad, conscientes de que la intervención cambiaria no puede generar compromisos de la meta de inflación”, enfatizó.

En el caso de la revaluación dijo que esas presiones se están generando por una extrema liquidez a nivel internacional, hoy los mercados están más interconectados, hoy los países emergentes son más atractivo para los flujos de inversión de las comunidades internacionales.

Se preguntó: ¿por qué Colombia es un país de oportunidades, es un país atractivo para la inversión nacional y extranjera?

Afirmó que lo primero que hay que reconocer que entre los años 2002 y 2006 es que se recuperaron los fundamentos económicos del país, se recuperó el crecimiento económico de cerca de un 2 por ciento en 2002 a un 6,8 por ciento en 2006. Ese crecimiento económico fue impulsado por el aumento en las tasas de inversión (del 12 al 26 por ciento con respecto al PIB), por el mayor consumo de los hogares colombianos, por el mejoramiento de las cifras fiscales del país.

El Ministro dijo que en el caso del consumo de los hogares ha crecido por dos razones fundamentales: la primera, el mejoramiento de los salarios reales de los trabajadores, más capacidad de consumo ante una mejora sustancial en los ingresos. Y segundo, por los aumentos que se han registrado en los empleos formales, afiliados a la seguridad social. Aseguró que en los tres últimos años en las 13 principales ciudades del país se han creado 650 mil nuevos empleos.

“Por eso tenemos que reconocer que ese crecimiento económico es un crecimiento sólido y estructural porque viene de variables fundamentales como son la inversión y el consumo”, precisó. Dijo que otro de los hechos que ha contribuido a ese crecimiento es el control de la inflación que se ha logrado en los últimos años. Sin embargo, mostró su preocupación por el comportamiento de la inflación en el primer trimestre de 2007.

“El Gobierno está comprometido en acompañar al Banco de la República y haremos todos nuestros esfuerzos para cumplir las metas de inflación que nos hemos fijado, porque el éxito colombiano ha sido crecimiento económico pero con control de la inflación”, afirmó.

En materia fiscal señaló que en 4 años se ha logrado gran avance. En el 2002, el déficit del Gobierno Nacional Central era del 6,3 por ciento del PIB, el déficit del Sector Público Consolidado era del 3,5 por ciento del PIB. La meta es que para el 2007 el déficit consolidado sea del 0,9 por ciento del PIB y el del Gobierno Central del 3,5 por ciento del PIB. “En 4 años hemos logrado un avance extraordinario y un avance muy importante para Colombia, que ha significado enormes esfuerzos… Pero el Gobierno ha hecho una disminución del déficit fiscal en estos cuatro años y no puede haber la menor duda”, señaló.

Una de las razones para disminuir ese déficit fiscal es el aumento logrado en los ingresos tributarios: en 4 años se duplicaron los ingresos si se mira que en 2002 eran de 27 billones de pesos y en el 2007 se estima que crecerán hasta los 54 billones de pesos. Además, el anterior Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, logró imponer la disciplina fiscal de no más adiciones presupuestales, no ha habido adiciones desde el 2004 y no la habrá este año.

Destacó que esa reducción en el déficit se logró a pesar del severo ajuste pensional que ha hecho Colombia, y de la terminación de las reservas del Instituto de Seguros Sociales que le representa 1,3 puntos del PIB cada año. Zuluaga Escobar recordó que en 4 años se redujo el pasivo pensional en 40 puntos del PIB, gracias a las reformas aprobadas en el Congreso. “Ese es un avance extraordinario, cómo no va a tener efectos en el largo plazo en un país que reduce su contingencia pensional en 40 puntos porcentuales”, se preguntó el funcionario.

Anotó que el Gobierno permanentemente escucha que analistas nacionales, que analistas externos dicen que es necesario mayores esfuerzos para reducir el déficit fiscal. “Estamos comprometidos en una reducción de la meta de una manera gradual como lo hemos venido haciendo”, dijo el Ministro, pero pidió reconocer las rigideces presupuestales que tiene el gasto público como las transferencias que hace el Gobierno a las regiones, la inversión en la Seguridad Democrática.

Una rigidez es que en funcionamiento se gastan 11 billones de pesos al año, de los cuales 7,3 billones son para las Fuerzas Militares y 2,3 billones para los maestros y cerca de un billón vale el funcionamiento del Gobierno Nacional. Haciendo una proyección sobre lo que ha significado el ahorro por la reforma administrativa del Estado, ha representado un ahorro de 12,2 billones de pesos es decir 4,3 puntos del PIB.

Aseguró que otro de los factores que ha contribuido a ese crecimiento económico es el mejoramiento sustancial de la deuda pública interna y externa. La deuda pública como proporción del PIB se ha reducido en 14 puntos, este año en pesos corrientes la deuda pública total será la misma que había al 31 de diciembre de 2006.

“Todos los ahorros que hemos tenido producto de mejoramiento de ingresos, de las cifras fiscales, los hemos trasladado a reducir la deuda. Hoy tenemos una deuda con un perfil más sostenible, con una duración mayor en el tiempo, con unas curvas de rendimiento muy importantes, tenemos comunidad internacional asumiendo riesgos en moneda colombiana a través de operaciones de TES Globales, y hemos hecho un ejercicio disciplinado y juicioso de mejorar sustancialmente el perfil y la estructura de la deuda pública colombiana”, señaló.

Recordó el Ministro de Hacienda que por lo anterior es que las calificadoras internacionales de riesgos han mejorado la calificación de la deuda colombiana. Zuluaga Escobar puntualizó que una de las cosas que más debe alegrar a los colombianos es que esos buenos resultados económicos se han reflejado en la mejoría de los indicadores sociales, y en un mejor bienestar de los ciudadanos comunes y corrientes, de a pie. El indicador que mejor lo muestra es la reducción de la pobreza en 11 puntos entre junio de 2005 y junio de 2006, de acuerdo con la Misión de la Pobreza.

Aclaró que, según la Misión, un hogar pobre en Colombia es el que cuenta con menos de un millón de pesos mensuales para gastar.

 

 

SNE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?