| 2/16/2011 9:30:00 AM

Haití requiere US$1.000 millones para próximos ocho meses

El primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive, afirmó hoy que su país requiere US$1.000 millones para financiar proyectos que fueron aprobados para los próximos ocho meses por la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití (CIRH).

Puerto Principe - El funcionario, quien encabeza la CIRH junto al expresidente estadounidense Bill Clinton, proporcionó esta información después de la clausura de un encuentro plenario de la entidad con varios actores internacionales y los dos candidatos a la Presidencia del país, Mirlande Manigat y Michel Martelly, quienes competirán en una segunda vuelta el 20 de marzo.

El tema de la reconstrucción de Haití, luego del terremoto de enero del año pasado, fue el eje central de la reunión plenaria de hoy en la que participó la enviada especial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y exgobernadora de Canadá, Michaelle Jean.

A la cita también acudieron el ex primer ministro de Francia Lionel Jospin, en representación del Club de Madrid, y el ex primer ministro de Jamaica Percival Patterson, representante de la Comunidad del Caribe (Caricom).

Uno de los objetivos de la iniciativa fue "ayudar a quien sea elegido por el pueblo de Haití (para ser presidente) a apropiarse del trabajo de la CIRH con el fin de preservar el esfuerzo realizado", precisó Bellerive y agregó que esa comisión está lista para trabajar con el próximo Gobierno.

Clinton, por su lado, emitió sus consideraciones sobre el proceso electoral haitiano y dijo desear una "participación masiva de la población", para lo cual será necesario una amplia campaña de información para permitir a los votantes saber exactamente dónde van a votar.

El exmandatario estadounidense invitó a los candidatos presidenciales a designar a sus delegados a lo interno de la comisión.

Por otra parte, y al ofrecer un balance de los trabajos realizados por el organismo, Clinton indicó que en los últimos 10 meses tres millones de metros cúbicos de escombros fueron recogidos, mientras 700.000 de los 1,5 millones de desplazados fueron reubicados.

También subrayó que el 90% de los niños ya regresó a la escuela, al destacar que "no hay ninguna mayor prioridad que la educación".

En ese sentido, la exgobernadora de Canadá Michaelle Jean calificó la educación como el "punto más crucial para el futuro de Haití" y aseguró que la Unesco está "lista" para acompañar al Gobierno en la aplicación de un plan operacional que permita un mayor acceso de la población a los conocimientos.

"La refundación (de Haití) debe basarse en la cultura", puntualizó.

En similares términos se refirió Bellerive cuando explicó que la educación forma parte de los sectores prioritarios junto a vivienda, salud, empleo, agricultura, industria, artesanía, agua, saneamiento y energía.

El primer ministro haitiano afirmó que es "mucho más lo que hay que hacer durante los próximos nueve meses", período durante el cual se planea retirar de las calles cuatro millones de metros cúbicos de escombros, alojar a 400.000 personas y construir hospitales, agregó.

Lionel Jospin consideró, por su parte, que la colaboración entre la comunidad internacional y Haití a través de la CIRH es "original".

Aseguró que el Club de Madrid -un organismo dedicado al reforzamiento de los valores y del liderazgo democrático y al que pertenecen unos 79 exjefes de Estado o de Gobierno- se inserta en el marco de la reconstrucción general y se propone contribuir a la "afirmación de un Estado de derecho que puede actuar eficazmente al servicio de los haitianos".

En tanto, el representante del Caricom, Percival Patterson, destacó que Haití es una "prioridad" para la región caribeña.

Agregó que su organización está lista para ayudar al renacer de Haití y su integración en el sistema económico regional.

Las consideraciones del grupo de líderes internacionales fueron aplaudidas por los candidatos Manigat y Martelly, quienes se mostraron de acuerdo con el trabajo desempeñado por la comisión

Manigat dijo estar a favor de la "continuidad" del trabajo de la CIRH, y pidió a los haitianos comprometerse a contribuir con los esfuerzos para el "cambio".

Y Martelly estimó, asimismo, que la comisión desempeña un papel importante para la reconstrucción y llamó a invertir en recursos humanos.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?