| 4/18/2011 3:40:00 PM

Haití lucha por construir un país más resistente a los terremotos

El proceso de reconstrucción de Haití tras el terremoto de 2010 es lento y costoso debido en gran medida a la difícil tarea de crear un país más resistente a los sismos, señaló hoy un experto en sismología para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud).

Naciones Unidas - Ante las críticas por la lentitud de la reconstrucción, Eric Calais, profesor de la Universidad Purdue y encargado de desarrollar una estrategia para reducir el impacto de futuros terremotos en Haití, recordó hoy en Naciones Unidas la magnitud de la tragedia vivida en ese país en 2010.

"Haití ha tenido que hacer frente a su mayor catástrofe natural, preparar unas elecciones y luchar contra el cólera. A todo ello se le debe sumar nuestro interés por reconstruir el país con la seguridad de que otros temblores no lograrán lo mismo", afirmó.

En ese sentido, destacó que Haití está inmerso en el proceso de reconstrucción de un terremoto que destruyó el 100 % de su Producto Interior Bruto (PIB) y acabó con la vida de más de 200.000 personas: "Ese proceso no es nada fácil en esas condiciones", aseguró.

"Sabemos lo que hay que hacer. Si no podemos predecir cuándo van a ocurrir los terremotos, sí podemos diseñar y aplicar medidas que mitiguen sus consecuencias", añadió Calais, quien detalló algunas de los trabajos en los que se encuentra centrado el Pnud.

El especialista indicó que si Haití hubiera tenido la misma preparación que Japón, "el número de fallecidos en el terremoto de enero de 2010 hubiera sido extremadamente más bajo".

Entre los trabajos que realiza el Pnud destacó la creación de un mapa con los focos sísmicos en Puerto Príncipe, que muestra cuáles son las zonas más susceptibles a sufrir temblores y que es por ello una herramienta esencial para la reconstrucción de la capital haitiana.

Arquitectos e ingenieros podrán usar la información sobre los distintos tipos de suelo de la ciudad para decidir cuáles son los diseños más seguros para los edificios o infraestructura y determinar cuánto material usar y de qué tipo.

El gobierno de Haití, el sector privado y los residentes urbanos también usarán esta herramienta para volver a construir estructuras más resistentes y para calcular costos, que variarán dependiendo del nivel de estabilidad del terreno en cada zona.

Se trata de una iniciativa dentro del primer plan de prevención para reducir la vulnerabilidad ante las amenazas sísmicas, que busca mejorar la capacidad de resistencia de las infraestructuras y reducir los riesgos para los haitianos que habitan en viviendas de baja calidad.

El Pnud y los gobiernos locales haitianos van a formar a arquitectos, ingenieros y albañiles en técnicas de construcción de estructuras resistentes a los terremotos con materiales de calidad.

Asimismo, está previsto que se pongan en marcha programas de sensibilización para informar a los haitianos de medidas necesarias que podrían minimizar el impacto que las amenazas sísmicas tienen sobre sus vidas.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?