| 2/10/2010 10:50:00 AM

Haití eleva saldo estimado de muertos por sismo, a 230.000

El número estimado de muertos por el terremoto del 12 de enero, aumentó de 212.000 a 230.000, el mismo que el dejado por el tsunami del Océano Indico en el 2004, informó el gobierno haitiano, y advirtió que todavía faltan cadáveres por contar.

Puerto Príncipe.- Originalmente, el 24 de enero, el gobierno estimó que había 150.000 muertos, un número al parecer sacado de los datos de recuperación de cadáveres entre los escombros de los edificios de la capital, arrasada por el sismo.

La ministra de comunicaciones, Marie Laurence Jocelyn Lassegue, dijo el jueves que el gobierno ha contabilizado ahora 230.000 muertos. Sin embargo, señaló que el número no es definitivo, pues no incluye los cadáveres sepultados por funerarias privadas en cementerios no controlados por el Estado, ni las personas enterradas por sus propias familias.

Además, se desconoce el número de decesos ocurridos como consecuencia indirecta del sismo. Las autoridades de la ONU comienzan apenas ahora a tomar cifras entre los 200 grupos internacionales de ayuda médica que trabajan en 91 hospitales --algunos de los cuales no son sino un conjunto de carpas--, para compilar los datos. Hay unas 300.000 personas lesionadas, y la situación precaria en la que muchas son atendidas representaba ahora la principal preocupación en este país semidestruido.

El jefe de pediatría del Hospital General echó una mirada y meneó la cabeza lentamente. Abigail Charlot, de 14 meses, sobrevivió al terremoto, pero a no sus secuelas.

"A veces llegan demasiado tarde", dijo el doctor Adrien Colimon mientras dos médicos suizos le quitaban a la niña un chaleco azul. La pequeña Abigail, quien ingresó el día anterior con fiebre y diarrea, murió deshidratada.

Esta es la segunda etapa de la emergencia médica haitiana, con decenas de muertes por diarrea, infecciones respiratorias y desnutrición. Y si bien hasta el momento no se han registrado enfermedades infecciosas en los campamentos improvisados donde viven medio millón de personas, las autoridades de salud temen que haya epidemias. Por eso se apresuran a vacunar a 530.000 niños contra sarampión, difteria, tétanos y tos ferina. Hasta el mes pasado hubo 16 muertes por difteria, un brote que comenzó en noviembre.

Según Chris Lewis, coordinador de servicios de emergencia de la ONG Save the Children (salven a los niños), "por el momento proporcionamos servicios para salvar vidas. Quisiéramos brindar atención de mayor calidad y largo plazo, pero todavía no es posible". La organización ha tratado a 11.000 personas en 14 clínicas móviles en Puerto Príncipe, Jacmel y Leogane. El Hospital General de Puerto Príncipe atiende incesantemente a pacientes con heridas infectadas que no pueden mantener limpias porque viven en la calle. Aumentan las amputaciones, estimadas en 2.000 a 4.000 por Handicap International.

El crimen violento provocado por la escasez de alimentos y la falta de seguridad también tiene sus víctimas. El estadounidense Santiago Arraffat dice que trata a varios heridos de bala por día en el Hospital General. "La gente se ataca a tiros", dijo. "Se pelean por la comida. La gente está tan desesperada".

Casi un mes después del terremoto, las infecciones respiratorias agudas, la desnutrición y la diarrea, provocadas por enfermedades transmitidas por el agua y la falta de alimentos apropiados para los infantes son los principales asesinos, dicen los trabajadores de la salud. La ignorancia complica el problema. La madre de Abigail Charlot dejó pasar una semana antes de llevar a la niña al hospital, dijo el doctor Colimon.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?