| 8/9/2007 12:00:00 AM

"Hagamos una vaca por Colombia" recogió 200 mil raciones de leche

La iniciativa busca proteger a la población vulnerable de Bogotá, Medellín Cali y Barranquilla.

Bogotá_ Mediante la campaña "“Hagamos una Vaca por Colombia” se recolectaron 200.000 raciones de leche en caja para niños de población vulnerable en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

Esta vaca es una representación de la generosidad de los colombianos ya que recolectaron y enviaron las pestañas de las cajas de leche para contribuir a la campaña social liderada por Tetra Pak y El Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Bogotá. Su estructura es metálica pero está forrada en 3.000 cajas de leche Tetra Pak, con una altura de 4 metros y una longitud de 6.

La donación se realizará por medio del Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Bogotá (BAAB), liderada por el Padre Daniel Saldarriaga, director Ejecutivo. El convenio que suscribieron Tetra Pak y el Banco de Alimentos de cada ciudad garantizará la entrega de la leche con todos sus nutrientes a los niños que realmente lo necesitan. Durante seis meses, a partir de Julio, Tetra Pak entregará 200 mil unidades de leche como complemento al desayuno diario de los niños y niñas, objeto de esta campaña.

El Padre Daniel Saldarriaga afirma: “Ha sido una gran oportunidad para mostrar el gran reto que tenemos con las entidades que atendemos, las instituciones que ayudan a los más pobres y la empresa privada, porque el problema de hambre en los niños es muy grave. Para los bancos de alimentos de Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla ha sido interesante mostrar lo que hacemos por los niños de estas ciudades, mostramos además que las empresas y grandes almacenes nos creen porque no se comercializan los productos y llegan sin proselitismo religioso o político a quienes sin ánimo de lucro favorecen a la infancia".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?