| 10/6/2008 12:00:00 AM

Habrá austeridad en gobierno de Venezuela

Caracas.- A partir del próximo año ya no habrá más prestaciones como camionetas de lujo, teléfonos celulares de vanguardia y fiestas con whisky abundante para empleados gubernamentales en Venezuela.

 

El país está preparado para resistir el impacto de la crisis financiera en Estados Unidos, pero de todas formas el próximo año el presidente Hugo Chávez planea iniciar la reducción del gasto público al tiempo que su gobierno socialista observa cuidadosamente el movimiento de los precios internacionales del petróleo.

Alí Rodríguez, ministro de Economía y Finanzas, dijo el domingo que el presupuesto de Venezuela para el 2009 "tiene significativas restricciones" en comparación con el de 63.900 millones de dólares de este año, y reveló que los automóviles de lujo, los teléfonos celulares sofisticados y las fiestas gubernamentales serán lo primero en ser eliminado.

"Hay gastos que hay que eliminar y otros que hay que reducir. Se eliminarían muchísimos gastos como gastos en cierto tipo de vehículos, en celulares y festejos; hay mucho dónde eliminar si hago la enumeración completa", afirmó durante una entrevista difundida por televisión.

Los gastos superfluos suelen ser comunes en la administración pública venezolana, asolada por la burocracia.

Algunos empleados de la agencia fiscal del país utilizan motocicletas BMW en el intenso tránsito de Caracas, y la mayor parte de los miembros del gabinete presidencial son trasladados en camionetas de lujo.

Muchos funcionarios de alto rango también reciben celulares de vanguardia o teléfonos BlackBerry. Y el whisky suele abundar en las fiestas de fin de año que ofrecen diversas instituciones gubernamentales.

Chávez tomó cartas en el asunto el año pasado al dirigirse a sus aliados políticos que adquieren vehículos Hummer, diciéndoles que los verdaderos socialistas deben prescindir de ese tipo de lujos. El mes pasado insinuó que podría haber recortes en el gasto público, e indicó que las instituciones gubernamentales deberían tener como mantra la frase "cero desperdicio".

Chávez, aprovechando el hecho de que últimamente los precios mundiales del petróleo han alcanzado récords en alza, ha incrementado el gasto público en años recientes. Pero las secuelas de la crisis financiera estadounidense provocaron un descenso en los precios del crudo la semana pasada, y se desconoce hasta dónde podrían bajar.

Más del 40% del presupuesto de Venezuela se sostiene en los ingresos que genera el petróleo.

Rodríguez dijo que las autoridades estarán observando de cerca el precio del crudo mientras elaboran propuestas para el presupuesto del año próximo, pero hizo notar que es algo que no pueden predecir.

Pavel Gómez, economista de la escuela de negocios IESA en Caracas, dijo que "la crisis financiera en los Estados Unidos y sus consecuencias para el precio de petroleo han puesto" a las autoridades del gobierno venezolano "en alerta".

"Por otro lado, la inflación (del 22,5% el año pasado) sigue siendo un problema", agregó.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?