| 1/12/2007 12:00:00 AM

Guatemala: quiebra tercer banco en dos meses

El director de comunicación del Banco de Guatemala (central), Enrique Amurrio, explicó que la Junta Monetaria aún no decide si aceptará la petición de los directivos de Banco de Comercio.

Guatemala.- En un nuevo golpe a la confianza del sistema bancario guatemalteco, el Banco de Comercio se convirtió en la tercera institución financiera que quiebra en dos meses y medio, luego de que pidiera a la Junta Monetaria que lo declare intervenido para que así se encargue de sus compromisos con los cuentahabientes.

"Yo tenía mi dinero en Bancafé. Cuando quebró en octubre, lo traje para el Banco de Comercio; ahora dígame a dónde lo puedo llevar... creo que a Miami", dijo el viernes a la AP el empresario Carlos Castillo mientras hacía fila en la agencia central del Banco de Comercio.

Sin embargo, otros funcionarios como la vocera de la Presidencia, Rosa María de Frade, ya dan por hecho que será intervenido y liquidado.

"Existe un préstamo del Banco Mundial para poder capitalizar el Fondo de Protección al Ahorrante (FOPA) y este será suficiente para cubrir a los cuentahabientes... es posible que hoy mismo se anuncie que otro banco se hará cargo de la operación del Banco de Comercio", dijo Frade a la AP.

Dicho fondo, creado para casos de descalabro de entidades bancarias, había sido capitalizado con aportes de todos los bancos del sistema. Sin embargo, el FOPA ya tuvo que desembolsar 213 de los 224 millones de dólares que tenía tras la quiebra del Banco del Café el 20 de octubre de 2006.

Además de Banco del Café y Banco de Comercio, en diciembre quebró la financiera Forex. Estos hechos, de acuerdo con analistas del rubro, provocaron que parte de los ahorrantes sacaran su dinero de los bancos y lo guardaran en casa. Así se podría explicar la crisis de falta de efectivo que se vivió en el país en diciembre y los primeros días de enero.

Actualmente, una parte importante de los cajeros automáticos no dispensan dinero, situación que las autoridades han explicado aduciendo una falta de billetes nuevos como consecuencia de que se les olvidó pedir papel moneda a los proveedores. Amurrio llamó a la calma y aseguró que la más reciente quiebra no afectará al sistema, ya que se trata de un incidente focalizado. "Era un banco diez veces menor que Bancafé. Banco del Comercio tenía unos 100.000 clientes mientras que Bancafé 1,5 millones", explicó a la prensa.

Sin embargo, cientos de personas se presentaron a la sede central del banco en el distrito financiero de Ciudad de Guatemala. La policía envió unos 200 agentes a las principales agencias del banco. "Están para mantener el orden y la cordura pero si hacen falta más los vamos a mandar", dijo a periodistas el director de la policía Erwin Sperissen.

La quiebra de Banco de Comercio ocurre luego de varios meses de sanciones de la junta monetaria contra la directiva de esa institución financiera. Entre las multas impuestas hay una por haber prestado más del 15% del capital de la insitutión financiera a entidades o personas directamente vinculadas al banco.

"Estas cosas pasan porque como ven que no hay ley y no meten a nadie preso, cada quien hace lo que quiere", dijo a la AP Esperanza Revolorio, una comerciante maya en las afueras del banco.

La bancarrota de estas instituciónes ocurre en el marco de otros profundos cambios en el sistema financiero de Guatemala. El gigante bancario estadounidense Citigroup adquirió en los úlimtos meses el Banco Cuscatlán y la operación de tarjetas de crédito del Banco Uno. En tanto que Banco G&T Continental compró el Banco de la Exportación y el Banco Industrial adquirió Banco de Occidente entre otras fusiones.

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?