| 2/11/2011 2:15:00 PM

Grupo Endesa ilumina el monumento número 38 en Colombia

Desde el 2001 hasta el 2011, el Grupo Endesa en Colombia ha invertido más de $3.500 millones en trabajos de iluminación de templos y monumentos religiosos en Colombia.

Bogotá - Con una inversión superior a los $152 millones de pesos el Grupo Endesa en Colombia iluminó la Iglesia Santa Bárbara de Mompox, el monumento número 38 que ilumina este Grupo en Colombia.

La Iluminación arquitectónica de la Iglesia Santa Bárbara, ubicada en la ciudad de Mompox, construida en 1613, contempla fachada frontal, lateral y la torre, mediante la ubicación estratégica de 12 lámparas de piso dispuestas al nivel de la base de la Iglesia, diseñadas para soportar tráfico pesado, 40 reflectores para la iluminación externa y la iluminación interior de la torre con 14 reflectores en el campanario y 16 luminarias con tecnologías tipo LED para resaltar las características arquitectónicas de la misma.

A través de este Convenio, el Grupo Endesa ha invertido más de $3.500 millones en proyectos de iluminación de catedrales, templos y algunos bienes integrantes del patrimonio histórico y artístico de la Iglesia Católica en Colombia, prestando la aportación técnica y económica precisa para tal fin. El compromiso que asumen los municipios y la comunidad en general, después del primer año de entregado el proyecto, es el cuidado y mantenimiento de las obras para que mantengan la calidad y el estándar inicial, según se prevé en dicho Convenio, al igual que el suministro de la energía. La selección de los templos se hace conjuntamente entre ENDESA y la Conferencia Episcopal Colombiana.

En Latinoamérica, el Grupo Endesa mantiene convenios similares en Chile, República Dominicana y Perú y en España con ciudades como Granada, Sevilla, Toledo, Badajoz, entre muchas otras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?